4 feb. 2007

¿Dónde está nuestro Bobby?



España necesita a gritos un Bobby, pero que no nazca de una masacre ni de una victoria por demérito del contrario. He visto la película de Emilio Estévez en la que se relatan vivencias de personas de una época de confusión en los Estados Unidos de América. ¿Dónde está nuestro Bobby? Tenemos que buscarlo rápidamente antes de que el cambio climático y el odio creciente entre las dos Españas nos salpique de sangre la cara. No me gusta lo que veo, ni lo que me cuentan día a día, creo que la abstención será épica en este próximo referéndum andaluz. ¿Dónde están esos políticos interesados en mejorar la calidad de vida de personas, en saber de sus verdaderos problemas, de sus inquietudes, anhelos e ilusiones? Yo no los veo, pero me siento reflejado en esta película. Y sé lo que digo, porque vengo del otro lado de la carretera. Y no ha sido fácil.

No sé si España tendrá algún día a un Bobby que nos ilusione y aparte de la senda del terror, de la tristeza y la pena. Alguien que, cada mañana, piense en unir antes que enfrentarse al contrario simplemente porque ése es su papel, éso es lo que se espera que haga. La rabia es que ya han pasado casi tres años desde esos cuatro días que avergonzaron a los hombres y mujeres de buena voluntad que residen, viven, malviven, sobreviven, viven mejor que nadie (los pocos) en España. Os dejo un tributo a Bobby. No os comento nada más, pero pensad que ese momento es una clave, para el director y para mí, hoy.

TRAILER
Si te gustó la canción de Pete Seeger, cantada por Peter Paul & Mary, aquí hay más