12 abr. 2010

No news, ¿good news?


Paco Cabaña tiene que arreglar la situación de Jerez por varias razones. La primera es porque le toca, es el máximo responsable de la Agrupación Provincial. La segunda porque tiene una responsabilidad indirecta en todo el pifostio. La tercera, y más importante, es que todos los que vivimos en Jerez no estamos dispuestos a tolerar ni un segundo más este cachondeo, que perjudica seriamente la marcha de la ciudad. Pero hay una cuarta, y es que la ejecutiva regional ha dejado solo a Cabaña esta prueba de fuego, porque muchos, en Madrid y en Sevilla, se preguntan ¿qué pasa en Jerez? a diario. Lo dicho, trazar una línea, que cada uno se sitúe donde prefiera, fijar una hoja de ruta, un modelo de ciudad, un programa electoral realista y a dejarse de tonterías. Y si no, dar un paso al lado y entregarles las llaves del consistorio a la oposición, que permanece, entre divertida y expectante, aguardando acontecimientos. Mañana hay rueda de prensa de la parlamentaria andaluza y candidata popular a la alcaldía, María José García Pelayo. No hay que perdérsela.
Me he centrado esta tarde en diversos asuntos, pero sobre todo en analizar la grave paradoja de un ayuntamiento que lucha por sobrevivir en un término municipal que avanza económicamente con proyectos reales. Es triste. Otros, no demasiado lejos, darían lo que fuera por tener territorio, proyectos, apoyos y un tres en raya, es decir, un mismo partido gobernando en Cádiz, Sevilla y Madrid. Mañana leeremos con atención los diarios del Grupo Joly. Será lo propio. Lo digo porque tras la reunión de la ejecutiva provincial socialista se ha acordado silencio absoluto. Veremos lo que dura, porque la vez anterior fue antológico. Hay demasiada gente con ganas de contar cosas y enfrentamientos que solo el tiempo puede arreglar. ¿Que si me he enterado de lo que ha pasado dentro? ¿Importa acaso lo que se cuenta en un blog? Ya. Pues eso. Buenas noches y buena suerte. Silencio, se rueda.

Flores para Cádiz


Que no, que la cosa es sencilla, es una persona que tiene amigos, amigas, gentes que la aprecian sin tener en cuenta ideologías. Blanca Flores presenta su libro este jueves 15 y hay un run run cabroncete que me invita a no perderme el acto bajo ningún concepto. Blanca, que es amiga mía (espero que los enemigos se jodan un poquito, aunque lo llevan crudo de un tiempo a esta parte, pardiez), tiene futuro. Lo dije en su momento y me reafirmo en ello. Los que duden, que se acerquen a comprobarlo a la sede de la Asociación de la Prensa, por la tarde, para no perderse un acto que puede contar, que contará, con invitados ilustres, algunos en la distancia, a los que le hace tilín esta Flores bloguera, indocente y buena gente, que rima y todo.
Blanca Flores se dedica a la educación, y la tiene. Pone nerviosos a los mediocres y prepotentes y por eso nos cae bien a una jartá de gente que, como podemos, lo decimos sin miedo a ser expedientados, acaso a que alguna mosca del sector de la automoción provincial nos quiera importunar. Pero anda que no tengo puntería ni con el nuevo Raid. Es un matamoscas que llaman Griñán. Jé. Hoy hay quien propone una gestora para el PSOE local de Cádiz. Después de los tropezones de FPP hay un descojone político general, tanto en las filas del PP como en la familia socialista. No necesita a nadie para hacerse daño y cargarse su exitosa carrera política. Y debe tener un disgusto enorme por tener que tomar decisiones con ese nuevo talante griñanista. Lo veremos. Llevo un rato sentado en el escalón de la puerta...

Téllez y el cachondeo de estos tiempos


"Cualquiera que asista al bochornoso espectáculo de ver al juez Baltasar Garzón sentándose en el banquillo de los acusados por intentar enjuiciar algunos crímenes del franquismo, podrá convenir que la justicia es un cachondeo. O lo parece. La frase, la pronunció Pedro Pacheco hace 25 años, como acaba de recordar ante las pantallas de TVE. En un reportaje emitido en la sección de efemérides del Telediario 1, Pacheco evocaba aquellos días de 1985 cuando la Audiencia Territorial de Sevilla suspendió la orden de demolición de un chalet que era propiedad del cantante Bertín Osborne, por haber sido construido en zona rústica no urbanizable". Eso escribe Juan José Téllez, que es uno de los mejores periodistas que tiene esta provincia y al que espero saludar este jueves en un acto que puede convertirse en algo más que la presentación de un libro, pese a los marqueses de Alcalá. Me gusta el estilo, la rapidez, la información medida y la raza del Téllez, que no decaiga compañero, y gracias por acordarte de este bloguero. Tú tienes arte picha. (Más)