25 sept. 2007

Efectos "Marbella" y "Chiclana"

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), está preocupada, porque ayer El País, magnificando los datos de la Fiscalía General del Estado usó el concepto "efecto Marbella" para referirse al grave problema de la corrupción inmobiliaria. Tiene razón, pero los medios del "nuevo régimen", alguno temporalmente cabreado con ZP por cuestiones de pasta y fútbol, no suelen hablar del "efecto Chiclana", peor si cabe porque en este caso no es el GIL el responsable sino el PSOE, que desde 1979 a 2007 ha venido gobernando Chiclana sin que haya logrado poner freno a la proliferación de viviendas ilegales (de 35.000 a 40.000).

¿Dónde estás?

Alucina. Mira este enlace (usa la lupa con cuidado o te perderás) y verás, con detalle, desde qué puntos se conectan con este blog:

Solidarios con Togo




Tomad nota en la agenda:


La Escuela Profesional de Hostelería de Jerez acoge el próximo miércoles 26, a las 20:30 horas, el festival de poesía y música Mirando al sur, a favor de Togo. El acto responde a una iniciativa de la asociación Las Beguinas, que pretende recaudar fondos para la creación de una Escuela de Arte en Togo, así como para otras acciones de cooperación al desarrollo. Intervendrán los poetas Allg, Dolors Alberola, Isabel de Rueda, Josefa Parra, Mauricio Gil Cano y Raquel Zarazaga, así como el guitarrista Alain Montblanc y el grupo de percusión mandinga Kassa-Katchala. Al finalizar el acto, se servirá un jerez de honor y un aperitivo por gentileza de las bodegas González Byass y la Escuela Profesional de Hostelería de Jerez. Aunque la entrada en libre, se han puesto a la venta entradas para la fila cero, a tres euros, con el fin de obtener fondos de quienes quieran contribuir a la noble causa. Las entradas se pueden adquirir en la Delegación de Igualdad y Salud, la Casa de las Mujeres (calle Liebre), la librería La Luna Nueva (calle Eguiluz) y la tienda de la ONG Intermon Oxfam (calle Francos)

¿Qué será del solar ocupado ahora por la clínica de La Cruz Roja?


Extra, extra...Expediente X. La clínica de la Cruz Roja, en la que han venido al mundo tantos jerezanos y jerezanas está en el punto de mira de la especulación inmobiliaria. Aviso a navegantes. Hay asuntillo (lo digo para que los compis se pongan manos a la obra si lo desean, claro). De momento eso es todo. El hospital depende aún (aunque no tiene actividad alguna) del empresario José Manuel Pascual.
Precisamente hoy, el Consejo de Gobierno ha autorizado a la Consejería de Salud la suscripción de sendos conciertos de cuatro años de duración con la empresa José Manuel Pascual Pascual, SA, para la prestación de asistencia sanitaria en los hospitales que esta entidad tiene en las ciudades de Cádiz, Huelva y Málaga y en los municipios gaditanos de El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Villamartín.
Los nuevos acuerdos, que sustituyen a los vigentes desde 2003 y supondrán un importe total de 393 millones de euros, permitirán mejorar la respuesta a las demandas sanitarias de los ciudadanos de estas poblaciones. En este sentido, se prevé que los seis hospitales concertados registren durante los próximos cuatro años unos 90.000 ingresos, 137.000 intervenciones quirúrgicas, 668.000 consultas externas, 570.000 urgencias, 452.000 sesiones de rehabilitación y 123.000 estudios diagnósticos.
La suscripción de conciertos es una de las fórmulas que prevé la Ley de Salud de Andalucía para hacer posible la colaboración entre la Administración sanitaria autonómica y la iniciativa privada en la prestación de una asistencia complementaria a la de los centros públicos. En el caso de la empresa José Manuel Pascual, esta colaboración se inició a mediados de la década de los ochenta.

¿A qué espera la alcaldesa de Jerez?


Imagino que esta muy ocupada poniendo en orden la casa, la gran casa que ella administra, pero Pilar Sánchez debería aprovechar la circunstancia de que la Oficina de Atención y Tratamiento Singular (curioso nombre) a los ex trabajadores de Delphi se va a instalar en Jerez. Lo tiene a huevo, máxime cuando aquí hay unas cuatrocientas familias que dependían de esa multinacional, entre ellas el ex presidente del comité, Antonio Pina. Pilar Sánchez debería buscar salidas empresariales para ese colectivo, aprovechar lo que la Junta hará en Puerto Real, que va viento en popa, pero hacer algo también en Jerez, a no ser que no se entienda demasiado bien con Francisco Lebrero, el concejal del "otro sector" socialista. Pero ya digo, la alcaldesa debe estar muy liada con sus cosas del hogar, del gran hogar que administra y que se llama Jerez. Una de ellas es crear empleo ¿no?

Por cierto, me encanta que las Fiestas de Otoño vuelvan a llamarse Fiestas de la Vendimia (y eso que Casto Sánchez fue quien, por orden de Pacheco, certificó la defunción de una feria, la de la Vendimia, que nunca debió desaparecer). Y lo de los ordenadores está genial. No, si no digo otra cosa, ella trabaja duro y es peleona a tope, pero con lo de Delphi alguien lo le asesora bien. ¿Quién será el susurrador envidioso? ¿alguien muy cercano y conocedor de Delphi? No lo sé. Saludos a su director de comunicación Pepe Bouza, fiel lector matinal de este blog, que disfrutó muchísimo de las copitas nocturnas y se marcó unas risas con Javier Benítez, delegado de La Voz de Cádiz en Jerez, en esa jaula que montaron los de Vocento en la Alameda Vieja, durante los espléndidos conciertos que cofinanciaron: La Frontera, Los Rebeldes y La Guardia. Lejos quedan otros tiempos preelectorales en los que Pilar no estaba muy contenta con Vocento. Todo cambia, felizmente.

Otra crisis solucionada a golpe de talonario


Es de libro. El PSOE no quiere que el macro despido de Delphi en Puerto Real (1.600 trabajadores) se le vuelva en contra. El mes que viene los trabajadores percibirán sus primeras prestaciones completas por desempleo, que han afectado drásticamente a las economías de miles de personas en la Bahía de Cádiz. Tras cada despido hay una familia. A una media de cuatro individuos por unidad, 6.400 personas están jodidas, tal como suena. Es justo la economía real de la que habla Rato. Que se lo pregunten a las amas de casa afectadas, ya que en mi bahía los que trabajan son los cabezas de familia. De ellos tiran todos en casa. ¿La solución? Talonario oficial y cursos. Normal. El PSOE no hace experimentos con gaseosa. Si sumamos unos 350 euros a la nómina -cantidad que percibirá cada trabajador mensualmente y como beca al asistir a los cursos de formación- todos más tranquilos. No ocurrió nada en las elecciones municipales. El PSOE salió mejor parado de lo que auguraban profetas mediáticos y mentes privilegiadas de la oposición gaditana. Nastideplasti, decimos por aquí cuando pasa esto.

Desde hoy los ex trabajadores de Delphi que no se prejubilen afrontarán un plan de formación genérico: cursos de prevención de riesgos laborales, informática e inglés básico y si el alumno tiene más conocimientos informáticos que un simple usuario, mucho mejor. Cursos rápidos, útiles, para poder optar a la mano de obra que necesitarán los grupos Ficosa International y Alcor (a través de Sacesa), una empresa de biocombustibles, otra del sector metalmecánico y una más relacionada con las Ciencias del Mar, aprovechando que esa carrera se imparte en el cercano campus universitario de Puerto Real.

Fortalecida de esta crisis sale CCOO, que cuenta con 900 afiliados ya en la plantilla despedida de la multinacional, y tocado del ala el alcalde comunista de Puerto Real, el locuaz José Antonio Barroso, otrora azote del PSOE, hoy apuntalando al partido de ZP en la Diputación de Cádiz. ¿Y los empresarios? Fácil, se les integra en la fundación que organizará los cursos y punto.
(Documento en pdf del acuerdo adoptado ayer)

La web no oficial de Delphi