26 nov. 2015

Ni un paso atrás, sigue soñando

_BPB0446
Pedro Sánchez observa el Estrecho de Gibraltar desde la torre de Capitanía Marítima de Algeciras. Foto PSOE


DECLARACIÓN PREVENTIVA
Lo peor de esta vida es la profunda decepción que produce la envidia y la traición de personas a las que aprecias mucho. Gentes que pueden confundir bondad con estupidez y cobardía al creer que no habrá respuesta a la ofensa injusta. Nada sale gratis, nunca. Y el universo te devuelve tus malas acciones más temprano que tarde. 

Cada crisis, además, es un aprendizaje, pero no debemos quedarnos en sacar conclusiones y esbozar una semisonrisa, con el corazón destrozado por la pena, cuando esos procesos llegan a su final (todo lo tiene). No, eso es el pasado, hay que ajustar las cuentas a quienes nos maltrataron. Sin piedad alguna. Y eso vale para todo, que quien lea este comentario lo aplique a lo que crea. Se equivocará, o no.

LA CAMPAÑA
No me gusta, nada, esta campaña electoral contaminada por el terrorismo y los agoreros que nos anuncian “la tercera guerra mundial” y se quedan tan panchos. No me gusta una campaña en la que los programas electorales se adaptan a las encuestas, sondeos y voceros de unos y de otros. Ayer pasó por la provincia (y por el programa de Bertín Osborne) el secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno Pedro Sánchez.

Se lamentó que, de momento, Rajoy no participe en debates, aunque hay quienes en su partido insisten en que salga al atril y pelee: “Alguien que no va a los debates, lo que está haciendo es despreciar a la democracia, a los españoles y no merece seguir siendo presidente del Gobierno”, dijo Sánchez.