23 ene. 2008

Presiones y promesas

Francisco Sánchez Zambrano, uno de los mejores periodistas que tiene el Grupo Joly, bien informado siempre y documentado cada vez que ofrece alguna información, escribe hoy lo siguiente, que reproducimos por su interés: "Al menos, fuentes del PP de Cádiz confirmaban que por la mañana Juárez era el mejor situado para sustituir a José Blas Fernández en la parrilla de salida para la Cámara Alta. Sin embargo, y debido quizás a las presiones ejercidas desde la potente agrupación de Cádiz, el comité electoral del PP tuvo que rectificar y a última hora sorprendía con la designación del alcalde de Bornos, Fernando García, a quien acompañarán en la lista Ignacio Romaní, concejal de Cádiz, y Laura Seco, ex alcaldesa de Sanlúcar". En negrita la frase, "presiones ejercidas desde la potente agrupación de Cádiz". Pues no Paco, la expresión correcta es "presiones ejercidas desde fuera a la potente agrupación de Cádiz", porque si no se llegan a producir determinados movimientos -algunos realmente duros- Juárez habría sido candidato al Senado. La historia tiene más flecos que ya se irán conociendo. Pero la patada a Pepe Blas ha sido de antología, con mal estilo y a última hora, nada que merezca una persona como José Blas Fernández a quien ahora prometen que irá como senador de libre designación (tras la reforma legislativa), cuestión que debería amarrar cuanto antes el actual senador y edil de Hacienda y Patrimonio del Ayuntamiento de Cádiz. La fe es para la religión, en política cuentan los hechos, en papel y con sello oficial. Javier Rodríguez e Inma Macías también abordan el asunto en el periódico de Vocento, con matices interesantes (-"y el partido ha prescindido en esta ocasión de uno de los senadores más dinámicos y productivos (esta legislatura ha intervenido en 68 ocasiones y ha tramitado 1.152 preguntas"-). Y dicen que Jesús Mancha irá de consejero a Canal Sur Televisión.

Miguel Blesa veta al diario EL ECONOMISTA: "Yo en mi casa invito a quien me da la gana".

elEconomista sufrió ayer un ataque insólito por parte del presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, que dio orden directa a su departamento de comunicación de que nos prohibiera el acceso a la rueda de prensa ofrecida por la entidad financiera, en una medida que supone un atentado contra derechos fundamentales como son la libertad de prensa y la libertad de expresión. Las dificultades con las que se encontró el redactor de elEconomista para poder acceder a la sede central de la entidad financiera y asistir a la presentación de resultados, a la que habitualmente es invitado como el resto de medios de comunicación, llamó incluso la atención de los compañeros de otros diarios. Así, el representante de El País preguntó a lo largo de la conferencia de prensa al presidente de la entidad madrileña los motivos de la exclusión de nuestro periódico, a lo que éste contestó sin pensarlo dos veces, según relataron varios testigos: "Yo en mi casa invito a quien me da la gana".
En la tarde del lunes pasado, al comprobar que en el periódico no habíamos recibido la tradicional convocatoria de prensa, se pidió explicaciones a la caja de ahorros madrileña, pero no se obtuvo respuesta alguna. En la mañana de ayer, la dirección del periódico intentó, asimismo, recabar explicaciones del director de comunicación de Caja Madrid, Juan Astorqui, quien durante la jornada no aportó ninguna contestación. Astorqui se había quejado a la dirección de elEconomista con anterioridad porque consideraba las informaciones "sesgadas", asegurando que eran contrarias a los intereses de la entidad, pero jamás las desmintió.
Nuestro diario estudia en estos momentos emprender acciones legales por la violación de los derechos fundamentales, tanto contra la entidad financiera como contra su presidente.
Así sucedieron los hechos
Lugar: Plaza de Castilla, en la capital de España. Sede de Caja Madrid
. Martes 22 de enero. Un redactor de elEconomista, que habitualmente cubre la información de cajas de ahorro, accede a una de las Torres Kio y se dirige hacia el mostrador de recepción con el objetivo de acreditarse y tener acceso a la rueda de prensa que Miguel Blesa, presidente de la caja, había convocado a los medios de comunicación. Están presentes más de quince medios, los más relevantes de este país, y todos los periódicos económicos.
Desde su fundación, hace ya casi dos años, elEconomista siempre ha sido invitado por la caja de Blesa, aunque los problemas han surgido desde que las informaciones no son, en ocasiones, de su agrado.
-elEconomista
"¿Por qué no podemos pasar?"
-Caja Madrid
"Porque me han pasado una relación [...y no estáis en la lista de invitados]".
-elEconomista
"El Derecho a la Libertad de Información y de Prensa está recogido en la Constitución y es un derecho que nos ampara. Y aquí están todos los medios de comunicación menos elEconomista".
-Caja Madrid
"No están todos los medios de comunicación".
-elEconomista
"Queremos una explicación de por qué no está y no puede entrar elEconomista".
-Caja Madrid
"Todo el mundo no puede entrar porque no hay sitio. No sólo es elEconomista."
-elEconomista
"¿Cómo que no hay sitio? Yo he estado ahí y sí hay sitio. Hay doce o quince medios de comunicación, los más relevantes de España, y hasta ahora elEconomista siempre ha sido invitado".
-Caja Madrid
"Nosotros somos intermediarios; yo tengo un listado y no puedo dejar pasar a nadie que no esté en el listado".
-elEconomista
"Pues que avisen al director de comunicación y que nos dé explicaciones de por qué no podemos entrar".
-Caja Madrid
"Voy a intentar llamar" (coge el teléfono) "Yo no te doy permiso para hacer fotos".
-elEconomista
"A ver qué explicaciones nos dan".
Caja Madrid desoye la petición de elEconomista de que nos dé explicaciones el director de comunicación y, en su lugar, opta por mandar a un presunto miembro de seguridad.
-elEconomista
"Yo quiero que el director de comunicación nos dé explicaciones".
-Caja Madrid
"Se trata de que ustedes tengan una invitación".
-elEconomista
"Es decir que, ¿no nos van a dar explicaciones de ningún tipo de por qué no nos dejan entrar?"
-Caja Madrid
"Aquí nunca se dan explicaciones a nadie, no es algo en concreto con vosotros".
(Ver vídeo) (En la foto, Miguel Blesa con José María Aznar)
Por otra parte, en Periodista Digital dan cuenta de la poco delicada intervención de Eva Cuesta, una de las responsables del prensa del PSOE en el programa de Roberto Arce, de A3TV. "Tras un subido de tono debate de "360º" sobre las elecciones generales, moderado por Roberto Arce, la periodista del gabinete de prensa del PSOE que acompañaba al contertulio Óscar López, Eva Cuesta, se acercó al presentador para reprocharle algo sobre lo ocurrido cuando se trataba el tema sobre las conversaciones de Zapatero con ETA y éste, visiblemente enfadado le respondió: "No voy a tolerar que el PSOE controle mi programa". Ocurrió tras la grabación del programa en la sala de maquillaje ante la mirada atónita de los invitados.(Más)