16 abr. 2007

Manolo se echa palante


Hombre, lleva la pila de años al frente del PSOE en Andalucía y de la presidencia de la Junta. Por lo que no me debería sorprender por nada. Todo ha sucedido hoy, en el acto de presentación de la candidatura del PSOE de Jerez. Un grupo de mujeres de trabajadores de Delphi esperaba al presidente de la Junta para "recordarle" que tiene que sacar adelante el asunto. "Que no se trata de votos, señora, se trata de buscar una solución", dijo esta noche el presidente. El PSOE está poco acostumbrado a que le monten pollos con pancarta, por lo que algunos tenían la carita desencajá.


Un sociolisto recomendó que Chaves entrara al acto del tirón y que Fernández, el consejero jerezano de Empleo, se detuviera a hablar en solitario con las mujeres. Pero Chaves, posiblemente, optó por enfrentarse a la situación sin más. El PSOE sabe dominar los momentos de gloria y los duros, es así desde tiempo inmemorial. Chaves me ha sonado hoy sincero, lo digo de corazón. Creo que se están partiendo la cara en alcanzar una salida digna para todos, pero los que escribimos y sabemos un poquito de toda esta putada laboral, sabemos que no es nada fácil.


Hoy he conseguido hablar un ratito con Antonio Fernández, el consejero de Empleo, en presencia de dos esposas de trabajadores de Delphi. Me ha contado que todo esto es como el chiste del dentista: "Va un tio al dentista y se sienta en la silla. Cuando siente las tenazas en la boca va y agarra por los huevos al dentista y le pregunta: ¿tú no me vas a hacer daño verdad?". La pregunta que me hago es que papel asumirá finalmente la junta. Todos deseamos que sea el paciente pero ¿y si fuera al contrario?


Y en eso llegó Pilar Sánchez, que se llevó a su consejero del brazo hacia el autobús electoral, donde ya se monta Casto Sánchez Mellado, el número dos de la candidata más apoyada en la historia del PSOE (hoy, hasta Cabaña se ha deshecho en elogios).