24 dic. 2006

Feliz Navidad a todos, pero...a todos


Me niego a inundar el espacio radioeléctrico con cientos de SMS, a engordar la cuenta de resultados de las operadoras telefónicas. Si tengo un blog, pues para qué quiero enviar SMS con mensajitos coñazo. Os deseo FELIZ NAVIDAD A TODOS, pero a TODOS. Es que no me quiero olvidar de nadie, especialmente de aquellos que me han hecho pasar buenos momentos, de felicidad. A los otros, también, porque todo el mundo tiene derecho a equivocarse. Pero lo que no pienso dejar pasar a es a esos que siguen jodiendo a los más débiles, sin piedad, sin pensar en la muerte ni en el azar, ése destino cachondo que te pone por encima de que siempre pensó que lo iba a esta toda la vida. Esa fuerza moral que te da tener valores, principios, amor a tu alrededor, no te la da nada en la vida.