11 jul. 2008

El caso de Luis Santiago o el riesgo de ser periodista

Le recuerdo de nuestros tiempos heroícos de Diario 16 Andalucía, pero nunca le llegué a conocer personalmente. Cuentan los amigos de la sagaz e independiente revista El Observador, de Málaga, que el caso de Luis Santiago es conocido en el mundillo de la profesión periodística en la provincia, pero que "no existe para el gran público". Este periodista que ahora trabaja en La Opinión de Málaga lleva cerca de medio año pagando con parte de su sueldo embargado una sentencia por unos artículos publicados hace diez años. "El caso se remonta a su etapa como redactor en el desaparecido Diario 16 Málaga, cuyo director era el periodista Juan de Dios Mellado, cuando firmó varias informaciones sobre el 'caso Casino' de Marbella. La empresa editora (ya desaparecida) y sus directores y jefes directos, por distintos motivos, han eludido la culpabilidad y ahora Luis Santiago tiene que hacer frente él solo a una sanción de 168.000 euros (más de 25 millones de pesetas) que pagará durante 47 años a razón de 300 euros mensuales. Terminará de pagar a los 92 años. Se han abierto dos cuentas bancarias -en Unicaja (2103 2032 32 0030007393) y Cajamar (3058 0751 01 2720 133234)- para reunir un fondo de solidaridad que subsane en parte la clara desprotección y abandono que ha sufrido este profesional por sus superiores y su ex empresa. Al final, el simple asalariado que menos recursos tiene, acaba 'pagando los platos rotos'. Su caso, en Málaga, es único". (Más, en EL OBSERVADOR)

Dos velas negras a los de la 'basurilla'

El concejal delegado de Presidencia de Jerez, Casto Sánchez, ha echado mano esta mañana de la calculadora de la Blackberry para sumar el valor de las iniciativas presentadas esta semana que, en honor a la verdad, no son comunes en el resto de los municipios. Un balance “por encima de las dificultades de una situación económica complicada y más allá de las distorsiones con las que algunos pretenden condicionar la vida política de la ciudad”, y concluye: "el Gobierno gobierna". Sánchez ha destacado que “Jerez ha sido escenario y protagonista de una serie de acontecimientos de primera relevancia”, especialmente en materia de inversiones. “El pasado martes, Ebro Puleva hacía público que sus instalaciones de El Portal se convertirán en el segundo complejo azucarero de toda Europa, merced a una inversión de 55,4 millones de euros que hará posible el mantenimiento de la totalidad de los empleos de esa firma en nuestra ciudad”. El delegado ha añadido que “un día después, el miércoles, asistíamos a la presentación de un proyecto empresarial pionero en España como es ‘Kinética, La ciudad del movimiento’. Esta iniciativa que será capaz de dar empleo a 800 personas traerá consigo una inversión de otros 60 millones de euros. Ese mismo día, el delegado de Viviendas e Infraestructura suscribió en Madrid sendas escrituras de préstamo con el Instituto de Crédito Oficial por valor de casi 13 millones de euros para la puesta en marcha de 151 nuevas viviendas en régimen de alquiler a cargo de Emuvijesa”. “Y ayer mismo se colocó la primera piedra del edificio de Formación Ocupacional del Campus de La Asunción, un proyecto que sitúa a Jerez como pionera en esta simbiosis entre el carácter universitario y la capacitación orientada, y que tiene un presupuesto que supera los tres millones de euros”. Unas inversiones que suponen globalmente algo más de 130 millones de euros. “Dicho en otras palabras, todo un bosque con 130 millones de árboles que se suman a todos los demás árboles que hemos ido sumando en semanas anteriores y a los que, no les quepa la menor duda, seguiremos plantando en un futuro”. El portavoz ha hecho referencia a que ninguna ciudad de nuestro entorno ha adquirido un nivel de compromisos en inversiones en un año de legislatura como Jerez. “Las inversiones que se están amarrando en estos momentos son para toda la legislatura”. Casto Sánchez también ha recordado dos acontecimientos que contribuyen a difundir el nombre y la imagen de Jerez dentro y fuera de nuestras fronteras como el convenio de patrocinio con la Sociedad de Carreras de Caballos de Sanlúcar o la renovación del convenio de hermanamiento con la ciudad japonesa de Kiyosu. “Efectivamente el Gobierno gobierna. Y lo está haciendo en un clima político que no ayuda; en un clima político enrarecido por obra y gracia de una oposición que ha hecho dejación expresa de su responsabilidad en la construcción de esta ciudad. Una oposición que, como yo suelo decirles, está demasiado ocupada en enredar y en esparcir miserias y basurilla”, ha señalado el portavoz, quien ha añadido que “este Gobierno está por encima de esa basurilla, que debe ser desterrada de la vida pública. De la misma forma que la suciedad física debe ser desterrada de todas las calles de Jerez, para lo cual la Junta de Gobierno ha abordado esta mañana un ambicioso plan que va a mejorar notablemente ese servicio público en amplias zonas de la ciudad que venían recibiendo una prestación que no estaba a la altura de los que merecen los jerezanos y las jerezanas”. Poz vale, don Casto.

Jerezsano vuelve, de momento

Los autores intelectuales, y materiales, del blog Jerezsano, vuelven. De hecho llevan algunos días con nuevos comentarios en la alicaída blogosfera local. En la anterior etapa provocaron ardores de estómago en el equipo de gobierno & asesores. Ahora se estrenan con sendos comentarios sobre nuestro flamante arzobispo castrense y sobre el histórico líder José Manuel Trillo (secretario general local de CCOO), que mantiene su denuncia contra la CGT. Lo triste es que se esté produciendo este enfrentamiento. Si yo fuera José García le pedía disculpas a José Manuel y me tomaba cuanto antes un cafelillo con él en la terraza del Adeli, un momento que fuera convenientemente captado por los medios. Nos queda una "recesión" económica (hemos pasado de la desaceleración a la recesión, sin crisis intermedia, no reconocida por el Gobierno) que hará necesaria la unión de todos para salir de ella. Se que hay muchos amigos de uno y de otro que les han recomendado hacer las paces, manteniendo cada quisque su posición, pero sin malos modos, que no llevan a ningún sitio. Si hace falta, yo pago el café porque les aprecio a los dos, digan lo que digan de ellos. Las aguas deben volver a su cauce en Jerez, sin menoscabo de la libertad de cada uno. Y los sindicatos dedicarse a lo suyo. Un pequeño esfuerzo es necesario por todas las partes para que no se haga insufrible, de nuevo, vivir en Jerez.