7 ago. 2009

La Gata vuelve a Zahara, con Jerry González y Gran Wyoming



Eloy Sánchez Gijón está hoy más contento que unas castañuelas, porque la Subdelegación del Gobierno ha autorizado la reapertura de su local, La Gata, uno de los chiringuitos más populares de Zahara de los Atunes. Si bien el expediente sigue su curso, la Subdelegación ha atendido sus alegaciones y, con un poco de suerte, Eloy podrá hacer frente a los gastos derivados del cierre. La autorización de reapertura pone fin a 20 días de cierre en los que propietario y trabajadores se movilizaron e incluso llegaron a ponerse en huelga de hambre durante cinco días en protesta por la medida adoptada por la Subdelegación del Gobierno. Así que este fin de semana habrá que celebrarlo. Suerte y cuidado con los cigarritos de la risa, que cada uno los consuma donde quiera, pero no dentro del local ¿ein? El chiringuito recupera su actividad y con ella su programa de actuaciones. Mañana, lunes y martes actuará Jerry González, y miércoles y jueves lo hará el Gran Wyoming. A partir de las siete de la tarde.

La 'nueva tele' de Jerez y el tifón en Guadalete



La tormenta en Guadalete ha pasado a ser un tifón en las últimas horas, que se lleva por delante a personas de gran capacidad y probada profesionalidad que, si alguien tuviera corazón, podrían ser reubicadas en la nueva televisión que se prepara y para la que se hacen pruebas ya a algunas personas, según me he podido enterar.
El caso es que nuestra presidenta de la Asociación de la Prensa de Jerez, Pepa Pacheco, (y Fernando Santiago en Cádiz) ya andan enterados de todo lo que pasa y probablemente se pongan manos a la obra.
Por otra parte nadie sabe qué hará Pepe Gijón y su Onda Luz, que tiene una licencia de TDT en Jerez y otra en Cádiz. Políticamente es un bocado sumamente apetitoso para más de uno que maneja influencias y pasta gansa, por lo que no sería de extrañar que tuviéramos hasta dos teles más en la ciudad, además de Onda Jerez, para que no se escape ninguna arista de la actualidad. Suerte a los compañeros de la calle Guadalete, hay mucho que hacer aún y tenéis experiencia. A los que toman la decisión de despediros solo un consejo: hay otras salidas.

Hipocresía, ajustes de cuentas y realidad social: los 50

Veamos, es hipócrita denunciar ahora -lo digo por las fuerzas sindicales- lo que no se ha denunciado durante tantos años en esta ciudad. No es un ajuste de cuentas, aunque lo parece, del PSOE, contra 50 altos cargos (¿tantos hacen falta en un ayuntamiento como el nuestro?) de otros tiempos. ¿Sabes una cosa Pilar? Yo tengo absoluto derecho ahora a conocer las identidades de estas personas que, a tenor de lo que dice tu edil en la nota que abajo se reproduce, cobraban sueldos de entrre 58.000 y 100.000 euros sin realizar las tareas por las que percibían dichos sueldos. De la misma forma que fueron difundidos los nombres, apellidos y emolumentos de los asesores municipales. Ni más ni menos (tal como fue publicado por un periódico local). Yo que tú, Pilar, hacía los cálculos y les exigía la devolución de las cantidades que cobraban en exceso. La realidad social es tan dura en estos momentos que este tipo de asuntos han de tratarse con luz y taquígrafos. Me parece bien, muy bien, la medida adoptada. Pero es tardía.
Si Pilar Sánchez no hubiera estado tan mal aconsejada, asesorada y acompañada desde que accedió al poder con mayoría absoluta, habría tomado decisiones como ésta y otras de mayor calado al principio del mandato. Los malos tragos, mejor al principio. Y eso sin restar importancia a la desconfianza que la alcaldesa tiene de sus compañeros (en algunos casos fundada y en otros injusta) de gobierno y partido. El comunicado municipal no tiene desperdicio, nos deja perplejos y seguro que no lo :

1.-Efectivamente se está produciendo una adaptación de las retribuciones de algunos altos cargos a sus actuales funciones dado que desde hace algún tiempo ya no desempeñan aquellas responsabilidades por las cuales sus sueldos eran superiores a los que les correspondían.
2.-La delegada Ainhoa Gil mantiene que “estos altos cargos tienen unas retribuciones desorbitadas que dejaron de estar justificadas hace mucho tiempo ya que no desempeñan sus funciones. En este sentido, nos parece que sería totalmente insolidario, deshonesto, antisocial y discriminatorio con respecto al resto de empleados municipales, mantener estos sueldos, repito totalmente desmesurados, hasta que estos altos cargos se jubilen”.
3.-Gil añade además “quiero explicar que todos los sueldos que se van a reducir son de altos cargos que cobran entre 58.000 y 100.000 euros anuales, retribuciones muy por encima de las que en cualquier Administración Pública se aplican a funcionarios de la misma categoría profesional que, por su puesto desempeñan dichas funciones, ya que en los casos a los que nos referimos, insisto, ninguno de ellos realiza su función de alto cargo desde hace mucho tiempo”.
4.-Cabe recordar que el Gobierno local aprobó en pleno, el pasado mes de julio y de acuerdo con el Plan de Saneamiento en el que se encuentra inmerso el Ayuntamiento, rebajar los sueldos de la alcaldesa, todos los concejales y asesores “para ser los primeros que demos ejemplo a los empleados municipales y, sobre todo, a la ciudadanía, que es quien depositó en nosotros su confianza para que pongamos punto y final a una nefasta gestión de recursos humanos y designación de puestos a dedo heredada de Gobiernos anteriores”, apunta Gil.
5.-El Gobierno local manifiesta que lleva diez meses trabajando en la elaboración de una Relación de Puestos de Trabajo, una actuación que nunca antes ningún Gobierno se había atrevido a hacer. Precisamente la Junta de Andalucía les conminó a ello porque considera que la estructura de mando del Ayuntamiento, heredada de Gobiernos anteriores, no se ajustaba a la legalidad y por ello en su requerimiento indicó que el camino iniciado hacia la elaboración de la RPT es el correcto.
6.-La delegada de Recursos manifiesta que en las actas de pleno de los años 1.995, 1.996 y 1.997 figuran designaciones nominativas a dedo que fueron aprobadas y nadie alzó la voz y cuestiona al sindicato por no haber denunciado este tipo de prácticas cuando se produjeron.
7.-Gil concluye “nos parece un disparate hablar de prevaricación porque, el Gobierno local precisamente intenta poner orden y ser justo en la administración de los recursos humanos y siempre actuamos y actuaremos conforme a la legalidad. No obstante, cualquier empleado municipal está en su pleno derecho de utilizar cualquier vía administrativa para hacer reclamaciones”.