15 ago. 2014

No estaba muerto que....

Escucha la letra...

Desperté en el asfalto, 
cubierto de hojas 
que cayeron ayer. 
Me saludan los magos, 
los trileros y la gente de bien.
Esto va para esa panda de caimanes que han pervertido esta profesión, no digo más, por todos aquellos que se quedaron en la cuneta, por mis años entre Jerez y Granada. Por los míos hoy, únicos.

Atentos este fin de semana