22 sept. 2015

¿El principio del fin de Europa?

Inés Arrimadas, la jerezana


El diario digital  El Español ofrece un artículo hoy muy revelador del carácter y la trayectoria de la candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, Inés Arrimadas.
Después de salir de la universidad, Arrimadas pasó por dos empresas: hizo unas prácticas en el Grupo Mat en el Campo de Gibraltar y la acabaron contratando. En 2006 fichó por Daleph, una consultora especializada en políticas públicas. La empresa se fundó en 1993 y tiene una sede central en Barcelona y una delegación andaluza en Jerez. Daleph se dedica a ayudar a instituciones como la Diputación de Cádiz a preparar programas para mejorar su gestión, incrementar el número de empresas o ayudar con el papeleo para lograr subvenciones europeas. Aquí hay ejemplos de su labor. Entre 2006 y 2008 Arrimadas vivía en Jerez y viajaba a menudo. Hasta que decidió mudarse a Barcelona con el acuerdo de la empresa.
Más info en EL ESPAÑOL

¿Qué comeremos en 2025? La UE lo sabe

Rescatar a las personas



“La pobreza en España ha tomado una dimensión considerable como consecuencia de la intensidad de la crisis y su duración, que han hecho saltar las costuras de la protección social, y los recortes sociales aplicados que se ha traducido en más desempleo, desigualdad y pobreza”, dijo ayer Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO durante la presentación de la campaña de recogida de firmas para la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por una Prestación de Ingresos Mínimos. A partir de este momento, los sindicatos deberán recoger medio millón de firmas en los próximos 9 meses. Y no me cabe duda de que lo conseguirán porque es una iniciativa justa.

La prestación que demanda los sindicatos es “un derecho subjetivo que dotaría de una renta de 426 euros mensuales a personas de 16 a 64 años demandantes de empleo sin ingresos o inferiores en cómputo anual al 75% del SMI, 5.800 € por persona al año, y que se percibiría mientras se mantengan las condiciones que dan derecho a la prestación”. No es una idea descabellada en un país donde los bancos han contado con miles de millones de euros para sanearse. Se encuentra en riesgo de pobreza todo hogar que posea ingresos por debajo del 60% de la renta mediana de un país.