9 ene. 2016

Siempre nos quedará el Senado

Los diputados, senadores y parlamentarios gaditanos del PP con Antonio Sanz. Foto PP Cádiz
Javier Arenas suelta amarras en Andalucía, deja el timón a Juan Manuel Moreno Bonilla y posiblemente emprende el camino a su jubilación y, antes, a la presidencia del Senado. El segundo, que es aún senador por Andalucía, tendrá que abandonar el puesto y puede que lo ceda a quien, tragando saliva en su momento, se lo cedió: Antonio Sanz.  Es probable aunque en un entorno político tan cambiante nadie es capaz de asegurar nada y menos en el PP.

De esa forma, si esta humilde previsión se cumple, Arenas tendría a su fiel compañero y colaborador jerezano a tiro de escaño. El PP tiene mayoría en elSenado, lo que puede retrasar acciones del nuevo Gobierno pero no impedirlas si éste cuenta con apoyos en el Congreso. Arenas, de ser presidente del Senado, pondría punto final a su carrera política con un cargo destacado, clave en la pensión que le quedará, cuestión no menos importante.