4 ene. 2017

Preparando la cabalgata


Arcos, como miles de municipios en toda España, ultima los detalles de la Cabalgata de Reyes Magos, que este año ampliará su recorrido a calles del casco antiguo. El municipio siempre cuenta con un par de artesanos locales para reforzar al equipo local de montaje y parte de la mano de obra sale de las bolsas sociales de empleo. El alcalde de Arcos, Isidoro Gambín, ediles de su equipo y las personas que encarnarán los Reyes Magos han visitado esta mañana los talleres de la ilusión.

Las cosas claras en el Ayuntamiento de Arcos

El equipo de gobierno socialista de Arcos ha comenzado el año con mano dura en materia de personal: Acusa a los sindicatos de ser cómplices de las irregularidades que se están destapando, algunas en proceso de investigación judicial. Y desde el pasado día 31, con informe legal de Intervención, el alcalde y su equipo han suprimido 24 comisiones de servicio. Algunos de estos traslados según fuentes municipales llevan renovándose más de 15 años. Una de esas comisiones de servicio beneficia directamente a un líder sindical municipal.

Alatriste, pobre y altivo


De pronto, ante el ordenador, después de almorzar y conversar sobre los acontecimientos, van los de #0 y ponen Alatriste y me quedo extasiado porque la historia, el libro, la película, me entusiasman. Tiene más honor, lealtad y gallardía el héroe del Tercio Español que todos los que ustedes tienen en su cabeza en estos momentos y que nos hacen bramar en arameo. Les juro que si nos dejan (como dice la Campos, más feliz que un ocho con su Edmundo), daremos guerra. Todos.
"El paro bajó en 390.534 personas en 2016, su mayor descenso anual de la historia. La Seguridad Social ganó 540.655 afiliados en 2016, el mejor resultado de la última década". Leo por ahí en la prensa que languidece. Vale, y veo a Rajoy mojado hablando de la tragedia del Yak42. A Federico Trillo le dan boleto, pero en medio de la necesaria renovación de las embajadas.
Me mandan un email los colegas de Greenpeace. Dan las gracias: "Por ayudarnos a alcanzar ocho millones de firmas por el Ártico. Por contribuir a resistir contra el almacén de Gas Natural Fenosa en Doñana. Por ayudarnos a escalar las Torres Kio contra el TTIP. Por escuchar la voz del Ártico a través del piano de Ludovico Enaudi. Por denunciar los intereses de Gobierno y eléctricas en las centrales nucleares. Por ayudarnos a seguir luchando contra el impuesto al sol. Pero aún queda mucho por hacer. Tenemos que seguir trabajando por el planeta, protegiendo los océanos de la pesca destructiva, los bosques de la deforestación y el aire de la contaminación". De nada chicos.