22 mar. 2009

Lo verdaderamente importante...




...es no perder de vista el objetivo vital. Hace tiempo que no sé nada de Juan Manuel García Bermúdez, edil socialista jerezano que ha salido de la escena política local tras algunas controversias en las que su responsabilidad no es total. David Fernández, director de Diario de Jerez, escribe hoy en su sección dominical: "Cada vez que te veo me acuerdo de lo que dijo el ministro Solbes ante los universitarios cuando le preguntaron por el cese de Bermejo. Tú si que sabes, Juanma", le saludan los compis entre aromas de jazmín y rosas con espinas".  No tengo ni idea de lo que habrá pasado con Juamna, pero tengo claro que su papel en el Gobierno local estaba muy definido, porque Casto Sánchez juega el suyo (muy definido, por otra parte) y hay hueco para ¿el malo de la película? O el bueno, según, como y depende. En los equipos siempre tiene que haber alguien que ponga a los tontos y energúmenos/as en su sitio. Por cierto, que hoy El Mundo de Andalucía se refiere a esos cambios de banquillo de los que vengo hablando en este blog desde hace meses. María del Mar Moreno es una chica ZP pero Chaves no es ningún chaval del presidente. Si me apuran, podría ser presidente del Gobierno central si hubiera querido, pero de virrey en Andalucía no se está nada mal. Los socialistas andaluces se mueven, aunque no hacen excesivo ruido. Conozco idas y venidas que estremecerían a Luis Pizarro, el vicesecretario general. O quizás las sabe ya, porque algunas son de personas de su entorno directo. Ya conté lo 'contenta' que estaba mi ministra favorita (sorry, es así), Bibiana Aído, con eso de que los Pizarroboys le querían mandar a galeras, a remar contra Teófila Martínez. Pues ahora me cuentan cosas de extrañas alianzas en el 'sindicato' de afectados de Pizarro. Hombre, no creo que sea para tanto. Yo que propios y extraños no menospreciaba a Chaves y Pizarro, porque son como el ave Fénix.  Pero los sillones se mueven, fenómenos extraños. Habrá que localizar a Mulder, que no para de fornicar últimamente en Californication. Estamos en Semana Santa, y Esteban Pérez (la de veces que Mallou, Garro y Ladrón de Guevara habrán lamentado su despido) sigue siendo uno de los autores gráficos de referencia en Jerez. No cabe hacer comentario a la foto.  ¿A que es buena?

Alegría, amigos y una canción



Llevo toda la mañana cantando esta coplilla de La Quinta Estación. Solo quería decirte eso. Y que voy a salir con mis amigos, a dar una vuelta, a descontrolar un poco, a dar gracias a Dios por un día más. Solo era eso, buenas tardes. (Foto de Flickr)

Poquitas ganas de trabajar...


Silvia Tubio, de La Voz de Cádiz, sigue dando duro y sacando conclusiones de asuntos que, de otra forma, morirían en el cajón de los olvidos intencionados de más de un periodista dócil. Hoy rebusca en el informe encargado por el anterior gobierno cuatripartito de Chiclana sobre la gestión urbanística de un alcalde, José María Román, que no repetirá más como candidato (lo sabe el aludido, lo sabe el PSOE y hasta el Papa). Y eso si no tiene algún traspiés serio en los próximos meses. No le arriendo las ganancias a su responsable municipal de comunicación, Fabián Santana, porque debe ser complicada la gestión de tantos fiascos heredados. Fabián parece que no ha encontrado aún mi dirección de correo electrónico, porque no he recibido ni una sola nota (y eso que figuro en las agendas oficiales) de su gobierno desde que accedieron al poder. "El equipo de seis auditores empleó 500 horas de trabajo en la dos fases de la investigación: un trabajo previo de campo y lo que supuso la auditoría propiamente dicha. El objeto del estudio fue la totalidad de los expedientes abiertos en 2005 y 2006 y una muestra aleatoria de los que se denunciaron en 2007 y 2008; siguiendo esta muestra criterios de los auditores «sin que se hayan realizado recomendaciones por parte de la GMU», explica el informe. En total, fueron revisados 1.050 expedientes, de los cuales «tan sólo constan ejecutados cinco hasta el año 2007 y tres en ejecución en 2008. Ocho procedimientos completamente ejecutados», suponen «un desolador 0,76% del total", relata Silvia en La Voz.