2 ene. 2007

Eres tan vanidoso



Los Hijos de Némesis
por JC


Eres tan vanidoso que crees que esta canción es para tí...Dios, como me gusta este temazo de Carly Simon, me devuelve a los mejores tiempos, aquellos en los que las responsabilidades eran una entelequia, algo lejano. Y el tiempo pasa a la velocidad del rayo. No te acobardes por nada. Aunque tengas nubes en tu café por las mañanas. Veo todos los días La Kodorniz (la viñeta es de Enio), para poder esbozar una sonrisa pensando en la pesadilla que deben estar viviendo los familiares de los ecuatorianos bajo los escombros. No debe quedar mucho para que les localicen.
Esta semana es de tregua política, pero antes del día 20 van a saltar rayos y centellas en todos los partidos políticos en la provincia de Cádiz. Nos enteraremos de a qué dedica su tiempo de trabajo un agente de la autoridad y como se forran cuatro desalmados con la cosa pública sin que nadie levante un dedo. También se conocerá el desenlace del culebrón entre Pilar y Pedro (no se habla de otra cosa en Jerez) y otros asuntos de diversa entidad para sonrojar a algunos que no lo esperan. Pero ¿saben? no pasará nada. Nada de nada, porque nunca pasa nada.
Me alegro y les doy las gracias, de que los blogueros de Jeré -algunos ya conocidos pese a su intento de anonimato, que no termino de entender- me incluyan en sus enlaces. Aunque eso sí, me duele que mi buen amigo Rafael Navas y su selecta tripulación de combate del Diario de Jerez, hayan hecho referencia a las bitácoras sin mencionar a este veterano blog. Cosas. Ello no disminuye mi aprecio hacia el diario en nada y menos hacia todos los compañeros. ¿Será para no incomodar a un envidioso presuntuoso? No creo. El Diario de Jerez nos va a dar pronto páginas de gloria, lo sé perfectamente aunque nadie me ha dicho nada, pero creo que Navas sabe lo que se juega estos días la ciudad. Al lío Rafa.
De uno de los blogs, "A cogé lúa al parque..." (me encanta el título) me quedo con una reflexión: si Jerez fuera una República Independiente y equiparáramos nuestro presupuesto público al PIB de cualquier otro país (nuestro PIB sería mucho mayor si pudiéramos estimarlo) la República Independiente de Jerez sería el país número 172 de un total de 181 países miembros del FMI (ver Lista de países por PIB).
Dioz Mioz. Las cosas que escribe la gente. Un buen amigo me ha recomendado que no pierda de vista los extraños movimientos empresariales que se están dando en Jerez en los últimos días. Mientras Trillo (líder local de CCOO) le saca brillo al megáfono antiPilar y prepara las pancartas del día 8, para regocijo del señor del Lado Oscuro y otros que yo me sé, hay un rumor interesante, que corre sibilino la ciudad de Jerez: los afectados por una posible paralización del PGOU buscan un elemento de presión para forzar a la alcaldesa a que el PSOE apruebe el PGOU, antes de que llegue el POTA (Plan de Ordenación de Territorio de Andalucía).
Mira que soy prudente cuando voy en el AVE o en el avión a Madrid. Si yo escucho nítidamente las conversaciones y veo escenas que serían portada en el Tomate, por qué razón algunas personas son tan ingenuas que piensan que nadie les escucha, nadie les ve y nadie les puede hacer una foto con un móvil. Vale, pues existe la foto. Una instantánea de no mucha calidad pero que puede tambalear algunas columnas. De momento, eso es todo. Anda circulando por la red y afecta a una persona que debería guardar las formas.
Hoy, el viejo lobo Rollán, que mantiene a raya la jaula de las fieras políticas, se une al viejo lobo Muñoz. Los dos directores de Onda Jerez y Localia, respectivamente, con Pilar Sánchez. Algún cabroncete, cuando vea mañana la foto del Telemaratón a dos bandas podrá pensar: "Mira tú, la alcaldesa con sus dos poderes". Y no le faltará razón porque aunque Ana Hughet se pone rebelde de vez cuando, la cosa no va a mayores, Prisa es Prisa, la SER es la SER y Onda Jerez es Onda Jerez. ¿Pero se ganan elecciones con las televisiones? No, la verdad, pero ayuda a ocultar al contrario que te cagas. Y si el contrario cae en desgracia, la pera. Tras la era Pacheco solo he sido invitado una vez a un programa de debate (gracias, Esteban) en Onda Jerez y nunca en Localia. Pero espero que pronto se pongan en valor los debates, pero a tumba abierta y sin censuras previas, a muerte. Lo que vamos a vivir en Jerez en los próximos días, si hay ovarios, es digno de análisis. El runrun es de tal calibre que resulta ensordecedor.

Vuelvo a las andadas, con alas para volar



Hoy estoy seguro de que las cosas no cambian si no hacemos algo por ello, nunca fui un cobarde por eso unos cuantos periodistas de esta provincia hemos decidido volver a las andadas, a intentar hacer periodismo en condiciones óptimas, lo más sanamente posible. Llevo todo el día cantando esta canción por dentro, del Melendi, pensando en mi niña, dando gracias a Dios por tantas cosas, pero primero por ella. Corren tiempos duros para la libertad en este país, y no les cuento ni nada en Jerez. Hay movimientos muy peligrosos estos días, de esos que van a perder millones de euros, pegados a la enormidad del poder, que le ven las orejas a la loba Sánchez. Me he paseado hoy por la calle Larga, arriba y abajo, con la oreja pegada al móvil.

He escuchado lo que cuentan en los bares, alcanzado a adivinar una conversación veloz entre dos chicas haciendo cálculos para los gastos de estas fiestas, he conocido a buenas personas, apreciado sonrisas sinceras y, sobre todo, me lo he pasado fenomenal en La Moderna, templo de los Pacheco (los buenos), viendo a Alfonso liado con las rebanás. No me pienso perder, si Dios quiere, tantas cosas. Vamos a pasear, con la cara bien alta, por una ciudad que es de todos. Que salten las alcantarillas, que la mierda lo inunde todo y la contrata de limpieza lo deje todo como los chorros del oro. Que iluso soy, por un momento pensé que Pilar iba a cesar a Pedro. Pero si lo hiciera, por favor, que aprende de sus errores y nos lleve por otra senda. Ahora bien, si el enorme se acerca ahora al PP, madre mia del amor hermoso...Eso me contaron esta mañana, andando por la calle Larga de Jeré.