14 sept. 2007

Happy birthday


Magnífica tarde, aunque esté lejos de mi tierra. Se avecina una noche ideal, la verdad, amigos, chascarrillos impublicables y periodistas pasándolo bien. Los primeros minutos de mi cumpleaños (ni lo sueñen, ya no lo digo) los pasé en compañía de dos colegas, Javier Romera y Javier Amiguetti, tras un reportaje interesante en Marbella. A ellos, y a Juan, del Restaurante Basilio, en el Paseo Marítimo, les doy las gracias. Cumplir años trabajando es lo mejor que te puede pasar en la vida, tal como están las cosas, pero trabajar en lo que te gusta y con libertad ya no tiene precio. Es la madrugada del 13 de septiembre. Recibí las justas felicitaciones, los justos actos de agradecimiento, nada forzados ni falsos. Y esa tarta improvisada de un restaurador como de los que ya no abundan, un tipo cercano que supo estar a la altura. Cada cumpleaños es distinto al anterior. Le debía este post a los tres. Un saludo.