10 may. 2011

"Prácticas fascistas" o la 'pinza del ruido'

Interpretación con humor de la escena del beso, por el blog FILMOTRAKA
Ha tardado poco. El PSOE-A de Jerez lamenta que el PP y Pacheco no condenen las prácticas fascistas que atentan contra los actos democráticos. Según un comunicado emitido por los socialistas jerezanos "la señora Pelayo y el candidato del Foro, en vez de reprobar los incidentes violentos liderados por un representante sindical, dan muestras de aprobación y “cariño” hacia uno de los protagonistas del boicot al PSOE". Es más el PSOE-A de Jerez lamenta que "García-Pelayo y Pacheco no condenen y reprueben de forma rotunda las prácticas fascistas lideradas por representantes sindicales contra los actos democráticos de la campaña electoral que desarrollan los socialistas y, por el contrario, muestren su innegable connivencia con los responsables de estas acciones violentas, un gesto que supera una supuesta relación de amistad entre el PP, la CGT y el candidato del Foro Ciudadano".

22M: El beso


María José García Pelayo, Pepe García y Javier Durá
Impagable. La foto de Pascual, jefe de fotografía del Diario de Jerez, es genial. Javier Durá, concejal del PP de Jerez, le da un beso en la mejilla izquierda al líder de CGT, José García, ante la sonrisa abierta de la candidata a la alcaldía de Jerez y parlamentaria andaluza, María José García Pelayo que le aprieta la mano derecha. Es normal, la emoción incontenible del momento, del encuentro ferial con el látigo negro y rojo de la alcaldesa, la socialista Pilar Sánchez. Y con una berza de campeonato.

Un beso no es nada y es mucho, acaso un gesto de cariño y se da entre hombres heterosexuales, sin que nadie se rasgue las vestiduras a estas alturas de la liga. Pero este beso político-sindical, ay este beso, nos deja estupefactos. Veo complicado que, ante tamaño gesto de cariño espontáneo (se presume) entre el sindicato anarquista y el partido centrado de la derecha española, censuren los del PP las acciones de protesta radicales protagonizadas por García, megáfono en mano, contra el PSOE y Pilar Sánchez

¿Es un beso cómplice? ¿entre amigos? ¿de admiración? ¿cariño? ¿quizás el justo pago?¿agradecimiento inmerecido? ¿arranque de cariño político-sindical?¿se le escapó?¿estaba atento al fotógrafo?¿le dio luego un beso a Pelayo?¿producto todo del rebujito?¿beso de Judas quizás? Ni idea, puede ser que sea un beso de coña, porque yo no estaba allí e ignoro los comentarios antes, durante y después del beso. Hay quien se toma a broma la política, pero no creo que el profesor Durá sea un frívolo y menos aún Pelayo. Y hay besos que lo dicen todo, en estos tiempos que corren. Es un beso, nada más, y nada menos.

El artículo completo en Diario de Jerez

*La canción es para acompañar humorísticamente el comentario, 
que nadie busque dobles significados, por Dios. No es la intención.