8 nov. 2009

Periodistas: entre "perros y guardianes"



"No hay un solo caso de periodista esclavo que sea recordado por la Historia, del mismo modo que tampoco merecen el recuerdo los militares cobardes o los médicos al servicio de la muerte. Que quede claro que los periodistas sometidos al poder sólo pueden esperar poder y dinero, pero nunca reconocimiento, honor o respeto. (De Paco Rubiales)

No hay que morder la mano que te da de comer, aunque esté sucia de sangre, de tocar dinero fácil y huela a sexo fácil en turismos de gran cilindrada o en áticos caros. Dice mi apreciado Paco Rubiales, que "si los periodistas españoles hubieran hecho sus deberes, España no sería hoy una cloaca. Ante el miedo a que los ciudadanos conozcan sus fechorías, las ratas, asustadas, se habrían escondido en sus madrigueras. Pero sin auténticos periodistas que digan la verdad y denuncien los abusos y corrupciones del poder, los miserables se tornan impunes y tienen todo el campo libre para cazar. Si los periodistas hubieran hecho bien su trabajo en España, la democracia no habría sido asesinada por los partidos políticos y transformada en una oligocracia sin dignidad ni respeto".
Coincido punto por punto con Paco en que "el periodismo libre es la columna vertebral de la democracia, pero el periodismo sometido es el sostén de la tiranía. El periodismo español está enfermo porque hay demasiados profesionales que han renunciado a la independencia, que no propagan la verdad, sino la verdad del poder, que es muy distinta, y que se han sometido a cambio de dinero, privilegios o, lo que es todavía peor, en espera de ser recompensados por los poderosos. Aquellos periodistas que aportan luz, información independiente y verdad, son los guardianes de la democracia, pero los que se han sometido son "los perros del poder".
Os recomiendo leer Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, a quien tuve en mi tertulia multimedia de Buenos Días la pasada semana. Su publicación ha sido acogida con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir. Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).ç

*Este post está dedicado, con cariño, a una persona que no termina de aprender.

Desfalco en San Fernando: el último que apague la luz


Por favor señora jueza, levante usted el secreto del sumario del desfalco en San Fernando, para salir de este sinvivir, de ay Dios mío ¿quién será?, de este goteillo de afirmaciones como la realizada por González Cabaña (mañana está de 'gira' por Algeciras, el Ayuntamiento de Los Barrios y la Estación de San Roque) de que habrá más detenidos. ¿Acaso alguien le ha soplado algo al líder del socialismo gaditano que todos deberíamos saber? ¿O es una vacilada benalupense de las suyas? Hoy escribe sobre el tema Enrique Montiel. Pero, ya puestos, me atrevo a lanzar una pregunta: ¿Y si tras el caso hay otro más, con especiales repercusiones para la Seguridad del Estado? Es que, la verdad, no se me ocurre otra razón de peso para no levantar el secreto del sumario, entre otras cosas porque los isleños ya comienzan a impacientarse y tienen derecho a recibir toda la información. Me parece extraño, enormemente extraño, que la información fluya con cuentagotas (con algún medio privilegiado). Le pido encarecidamente, como ciudadano y periodista, que levante usted, señora jueza, el secreto del sumario. Esta espera no tiene razón de ser. Y si Cabaña sabe más de la cuenta, alguien se está yendo de la mui, qué mieo, mare mía. ¿Pero y si el silencio obedece a otra razón? Puede ser.

A David Fernández



La verdad, si yo fuera director de Diario de Jerez (de haberme quedado en el Grupo Joly, no creo que hubiera sido complicado, pasado el tiempo) no escribiría ni actuaría como David Fernández, su actual regidor. Hoy, el compañero que dirige nave joliniana, se despacha con un análisis tibio, demasiado para lo que estamos viviendo hoy en la ciudad que él se precia de conocer bien, aunque tiene preguntas envenenadas. Pero no entra a matar...Diario de Jerez debería aportarnos una fotografía lo más realista posible que permita comprender cómo se ha llegado en el Ayuntamiento a una situación tan sumamente delicada, de quiebra técnica.
Tiene David Fernández suficientes recursos, información y redactores bien formados e informados para empezar a mostrar 'músculo' informativo como lo hicimos en los viejos tiempos Manuel de la Peña, Juan Carlos Jiménez Laz, Juan Pedro Simo y Paco Aguilar, y quien suscribe. Un diario tiene que ser referente informativo diario, incluso para los jueces, y fiscales. Debe contribuir a la construcción de la ciudad y a la desaparición de su panorama social de los indeseables, sea en el plano que sea.
Que no tenga miedo David, que si tira de la manta le ayudaremos en lo posible. Estoy seguro de que comprenderá el mensaje de este post, en un blog que -estoy seguro- consulta de vez en cuando y hasta quizá sea fuente de ideas para informaciones. David, échale reaños al asunto, y cuéntanos cómo funciona y a qué intereses obedece la enorme movida contra Pilar Sánchez, sobre la que se ceban, furiosos, todos los dioses del Averno. Duro, David, dáles duro, tú sabes cómo hacerlo y a qué me refiero en estos momentos. No te detengas en nimiedades, esperamos periodismo del bueno, con un par de ovarios y un par de cojones. Es tiempo para hacer información pata negra. ¿Te animas?