12 ago. 2007

Peaso de concierto



Seis mil personas (ocho mil según otras fuentes) acudieron anoche a Villaluenga del Rosario a presenciar el concierto de Alejandro Sanz, entre ellos su tío, Luis Pizarro (secretario de organización del PSOE andaluz) y buena parte de su familia. Me detuve un momento a hablar con Jesús Quintero, "El Loco de la Colina", que vuelve en septiembre a Canal Sur en un programa que se emitirá por las autonómicas. El concierto fue muy especial. Y con algún comentario de Alex que revelaba su profundo malestar con las basuras que le han lanzado desde algún programa de Tele 5 (sus periodistas no pudieron acceder al concierto).
El alcalde, Alfonso Carlos Moscoso, repartió entradas a todos los vecinos de su pueblo -apenas quinientos- y todo sucedió bien. Las zonas VIP contaron con más de quinientas personas y pese a las restricciones a los fotógrafos de prensa para que usaran sus cámaras, Sanz tuvo que soportar flashes de cientos de cámaras digitales en el concierto. La carretera hacia El Bosque fue cerrada en un sentido dos horas antes del concierto y posteriormente apenas una hora, lo que proporcionó más de un susto a conductores que, cansados y con alguna copita de más bajaban por la serpenteante carretera.
Excepcional, como siempre, la cocina del restaurante Los Llanos, de Tugasa, refugio para Tily Santiago (directora general de Medios de Comunicación Social), Modesto Barragán (delegado de Canal Sur en Cádiz) y su esposa, Pipi Gago, de Miguel Ángel Vázquez (secretario de comunicación del PSOE andaluz) -con quien mantuve una interesante conversación- y hasta famosos actores y gente, mucha buena gente en Villaluenga, un pueblo que aspira a ocupar su sitio en la economía serrana y que desea ser conocido no solo por su sabroso queso payoyo. Feliz, con barba de vacaciones, ví al final del concierto al consejero de Empleo, el jerezano Antonio Fernández, espléndidamente acompañado.
Mención especial al empresario José Antonio López Esteras, Javier Municio y Alfred Fiscbach, del grupo Jale, que en su zona VIP reunieron a gente con ganas de marcha y relieve. De miedo se lo pasó la economista Ana Fuentes, que tanto y tan bien viene trabajando desde hace años por traer inversiones y crear empleo en la bahía gaditana.
Alejandro Sanz, en unas cortas declaraciones, nos contó que aquello, en plena sierra, le recordaba a los "viejos conciertos del rock & roll". Disfrutó de lo lindo. Y yo también, el completo habría sido ver a Shakira. ¿La foto? Es mía y con copyright advierto. Anoche le dí gustillo a la Nikon.