21 jul. 2015

Médicos sin fronteras en 2014


Vean este vídeo de Médicos sin Fronteras que resume 2014 un año donde hubo más crisis y más graves. Fue el año de la peor epidemia de Ébola de la historia, pero no solo: los conflictos en Siria, Irak, Territorios Palestinos Ocupados, República Centroafricana o Sudán del Sur empeoraron, y generaron enorme sufrimiento en millones de personas. "Estas y otras crisis nos obligaron a incrementar nuestras actividades y reforzar nuestra respuesta a emergencias. Y seguimos innovando para llegar más lejos y llegar mejor". Su Memoria 2014 es un completo repaso a la labor que realizaron el año pasado gracias al apoyo de más de 425.493 socios y colaboradores.

El ascensor

El oscuro ascensor de la política jerezana, ayer mismo.

No entiendo la razón por la que Izquierda Unida, sus dos concejales –Ana Fernández y Raúl Ruiz Berdejo- no participa en el minoritario gobierno municipal de Jerez de forma directa. Ambos están –como millones de españoles, y yo mismo- muy preocupados por el desempleo en la ciudad, que necesita de un plan de reindustrialización a gritos, con participación de todas las administraciones. Nos lo deben, porque entre todos, cada uno por una razón concreta que hasta daría para llenar un libro, o dos. Y debemos impulsarlo arriesgándonos. Ayer, hablando con ellos, como un ciudadano más, les expuse las razones por las que creo que deben lanzarse al ruedo porque, al menos a mí, me gusta la faena torera, con sus riesgos. No me gusta ver los toros desde la barrera, la tribuna o las gradas. Yo siempre estoy en la arena. Y lucho.

Mi pueblo es valiente, de grandes toreros, pero también de grandes sinvergüenzas que nos apenan a diario y sobre los que algún día habrá que escribir para que, diligentemente, algún juez te lea y se le remueva el alma. Ayer lunes, al sol, habría hecho un gran reportaje ilustrativo de la realidad jerezana, pues fue increíble que cada encuentro, en una plaza, en bares, por la calle Larga, en mi viejo bar de La Moderna, al ir a retirar el coche, subiendo y bajando con la cabeza en mil asuntos, todos ellos apasionantes, estuviera lleno de propuestas, de ideas, de ambiciones. Raúl y Ana saben que si entran en el Gobierno nada será igual, que los necesitan.