5 jul. 2009

"Nada ni nadie", nucleares no, gracias (toma nota Felipe)




El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, en directo, en el canal 24 Horas de TVE, desde los Cursos de Verano de la Fundación Jaime Vera (Galapagar, Madrid). Explicando su punto de vista sobre la crisis y el debate nuclear. ZP tiene las cosas claras, “nada ni nadie” -en clara referencia, pienso, al lobby nuclear y al ex presidente Felipe González- va a impedir no solo el cierre de la central nuclear de Garoña, sino el camino emprendido por España hacia las energías renovables. El presidente es el presidente. Tomen nota los que creen que Bambi gobierna en La Moncloa: “Nada ni nadie”. Llegó el comandante y mandó parar…la nuclear. Sostiene Zapatero que se ha debatido “poco” sobre la energía nuclear y que defiende que se cambie la legislación, por ejemplo para que se fije “la vida útil” de una central, algo que ahora da pie a usos no muy ortodoxos de la ley.

Grimaldi, un apellido en apuros



Foto: Esteban Pérez
Dado que los compañeros de Diario de Jerez firman todos sus artículos como "redacción" no es fácil saber quién le ha hecho la entrevista a José Grimaldi Corral, propietario de la empresa Jerecom. Pero, en la maraña de datos que facilita el empresario, sobresale un aspecto, que suena inquietante, en todos los órdenes. ¿Insinúa Grimaldi que si él tira de la manta algunos lo pueden pasar mal? Eso significa que sabe cosas, que ¿debería comunicar a la Justicia?:

—¿Algunos implicados podrían acabar en la cárcel?
—No lo sé, espero que la Justicia lo resuelva de la mejor forma que puede resolverse. Los Juzgados para eso están, para emitir un veredicto justo y razonable y condenar a quien por derecho resulte responsable. Que la Justicia me inculpa, pues voy a la cárcel, sino soy culpable que vaya quien tenga que ir sea Pacheco, Carmen o Pepito el de los palotes. Yo soy el primero que lo digo, si tengo que ir a la cárcel como responsable de la empresa de construcción que monté y que era para mi beneficio, soy consciente de todo y me hago responsable de mis actos, pero sólo no voy. Esto lo vamos a probar todo y, si no es aquí, iremos a donde tengamos que ir, porque además sigo confiando en que hoy por hoy la empresa Jerecom podría tener viabilidad.



A veces llegan cartas



Por lo visto, la dirección del PSOE-A ha enviado una carta a cada uno de sus 65.105 militantes en Andalucía para ponerles al corriente de la "campaña de desprestigio" y de la "cacería" que el PP-A, con su presidente al frente, Javier Arenas, ha iniciado contra un "socialista honrado" como es el ex presidente de la Junta y actual vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, al hilo del asunto de la subvención de la administración autonómica a la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa), radicada en la provincia de Huelva.
En la carta se afirma que la concesión de la ayuda se ha ajustado "escrupulosamente a la legalidad y ha seguido el procedimiento reglado, es decir, se han aplicado los mismos criterios que a otros centenares de empresas que se han acogido a esa línea que apoya la producción". "El PP ha manipulado esta ayuda y la ha convertido en un ataque abyecto y mezquino contra la figura de Chaves por el simple hecho de que una hija del ex presidente, una vez resuelto el expediente por parte de la Junta de Andalucía, comenzó a trabajar como una asalariada más de los cientos que tiene Matsa", se indica en la carta a los militantes.
"Lo único que mueve al PP es manchar gratuita y vilmente el honor y la trayectoria de un político tan honesto, íntegro y cabal como Chaves", según se recoge en la carta, así como que en el Partido Popular "saben que mienten, pero les da igual", ya que están "intentando enfangar la vida política para tapar el escándalo de presunta corrupción que les afecta en el llamado 'caso Gürtel' y en las investigaciones judiciales que apuntan a su tesorero nacional, el senador Luis Bárcenas".
Foto: José Rodríguez

Uy, uy, que tenemos debate en el PSOE capitalino de Cádiz


Finos. Los de Diario de Cádiz, el primero Melchor Mateo. Y también Javier Rodríguez, en La Voz de Cádiz. La tertulia de los renovadores emitida esta semana en Buenos días (Onda Cádiz) ha abierto la Caja de Pandora. Nada ni nadie -eso ha dicho hoy Zapatero aquí en Madrid- impedirá el debate en el PSOE capitalino, por mucho que PPeralta mueva hilos, se enfade, conspire o me ponga a parir para luego aparecer encantador en las entrevistas. A mí no me la da, aunque yo le tenga más respeto que él a mí y me entere de todo, pese a que intenta que no sea así, ejem. Hoy Melchor Mateo entrevista a Rafael Román, diputado y portavoz municipal gaditano del PSOE:

-¿Ha erosionado este tema su relación con el secretario local y compañero de grupo municipal Federico Pérez Peralta?

-Ni con Pérez Peralta ni con Chaves. Es más, con éste coincidimos muchos y hablamos habitualmente. Desde que está ahora en Madrid lo veo mucho más. He recuperado la absoluta normalidad. Fue un episodio puntual y la vida sigue.

-Pero de su mala relación con Federico Pérez Peralta se ha hablado mucho.

-Mis relaciones con él son buenas. Él está un poco más centrado en el tema de Diputación, donde le han delegado muchas competencias y yo más de las institucionales del Ayuntamiento. Es una relación de muchos años en la que no va a haber ningún motivo para la ruptura.

-Algunas voces de su partido se empeñan en decir en privado que usted no va a acabar el mandato como portavoz del grupo municipal socialista.

-Si no me nombran ministro (risas), que no va a va a ocurrir, yo voy a continuar en mi puesto de concejal y de portavoz siempre que ellos quieran. Ahora bien, si el candidato a las próximas elecciones pertenece al grupo municipal, yo inmediatamente le cedo la portavocía. Eso es natural.

-¿Cómo cree que debe ser ese candidato?

-Yo ya le dije a la organización cuando me querían proponer por segunda vez que el candidato tenía que ser joven y significara un mensaje de renovación del PSOE gaditano y una llamada a las aspiraciones de la gente joven en Cádiz, porque lo tienen muy difícil. Debe ser joven y suficientemente preparado y afortunadamente de eso tenemos en Cádiz. Lo que no me gustan son los jóvenes arribistas, sino los que se plantean qué pueden hacer por los demás y por el partido, no lo que el partido puede hacer por ellos. A estos últimos los detesto.