31 jul. 2010

El manifiesto por el Segundo Puente



Era de esperar, la diputada y alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, ha pasado a la acción. El manifiesto cívico que hoy ha presentado pretende cargar de argumentos (de firmas) al ministro de Fomento, José Blanco, para que asegure que el segundo puente sobre la bahía se termine antes del 19 de marzo de 2012.

"Vamos a mantener reuniones con todos los colectivos de la ciudad y a través de la web Cadiz.es cualquiera podrá sumarse", afirma la alcaldesa. Se ha creado además un grupo en la red social Facebook "El puente, en el Doce", solicitando apoyos para que el segundo puente pueda estar concluido en la fecha necesaria.

Teófila Martínez comparece en el Salón de la Junta de Gobierno, junto a los ediles Juan José Ortiz, José Blas Fernández, Ignacio Romaní y Mercedes Colombo.

"El Segundo Puente no es solo el símbolo de esta celebración, sino un instrumento esencial del desarrollo de la ciudad, del área metropolitana y por ende de la provincia", dice el manifiesto cívico. La fecha tope para saber si el Gobierno hace o no un esfuerzo es el 26 de septiembre, día en el que se presentan los Presupuestos Generales del Estado.

"Para nosotros es un día complicado", afirma Teófila Martínez, quien confía en que las palabras de Luis Pizarro, consejero de Gobernación y Justicia, quien dijo ayer que hará todos los esfuerzos para que el puente esté terminado en el Doce. "

Manifiesto de la ciudad de Cádiz por el Segundo Puente en el Doce

La ciudad de Cádiz se prepara para celebrar en 2012 los doscientos años de su acontecimiento más importante, la proclamación de la Constitución de Cádiz de 1812, primera de España e impulsora de las constituciones e independencias americanas.

Cádiz, además, atraviesa una de las etapas más trascendentales de su trimilenaria historia. La conmemoración de este Bicentenario de la Constitución de 1812 se presenta como una oportunidad única para avanzar definitivamente en su proceso de modernización.

La efeméride está llamada a ser un estímulo al desarrollo y la recuperación de la esperanza colectiva en un futuro mejor, ahora más necesario que nunca, que hunde sus raíces en un pasado del que podemos sentirnos orgullosos.

La necesidad de celebrar este evento de la forma más adecuada posible, asumiendo el carácter nacional e internacional del mismo, ha permitido que en los últimos años las distintas administraciones públicas hayan sabido acercar posturas entre ellas para sacar adelante diversos proyectos directa o indirectamente relacionados con el acontecimiento.

Aunar esfuerzos por un bien común: un mensaje que ha calado entre todas las administraciones y al que la ciudad de Cádiz, sus ciudadanos, colectivos y entidades, se unen con este manifiesto.

Durante 2012 se van a desarrollar numerosos eventos de carácter internacional en la ciudad de Cádiz coincidiendo con la conmemoración del Bicentenario. Entre otros la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica o la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura. Sería a todas luces inoportuno que todos estos acontecimientos tuvieran lugar con el puente a medio hacer, con ese esqueleto de una obra pública varado sobre las aguas de la Bahía pero bien visible por lo avanzado en este momento de su construcción.

El Segundo Puente no es sólo el símbolo de esta celebración, sino un instrumento esencial del desarrollo de la ciudad, del área metropolitana y por ende de la provincia.

El Segundo Puente es además un asunto de Estado. Se trata de una infraestructura largamente demandada por la población y que resuelve importantes problemas de movilidad en toda el área metropolitana de la Bahía, donde vivimos cerca de 700 mil personas, y eje principal de una provincia con más de 1,2 millones de habitantes. Esta nueva infraestructura es imprescindible para el desarrollo de la nueva terminal de contenedores de Cádiz y para el Polígono Industrial de Las Aletas, futuro eje fundamental de empleo y avance de toda la provincia.

En los últimos treinta años se ha construido una red de autovías por toda España, con sus correspondientes anillos de circunvalación que evitaron el paso de las carreteras por las ciudades. Cádiz se vio privada de estas inversiones. Este nuevo puente viene a compensar la ausencia de inversiones en carreteras que ha padecido la ciudad en estos años. Una deuda histórica en infraestructuras sólo parcialmente compensada con el apoyo económico al soterramiento del ferrocarril. El Segundo Puente facilitará el acceso de visitantes a uno y otro lado de la Bahía para participar en la vida cultural y comercial. Será, así, un puente que une.

Es por ello que la construcción del Segundo Puente sobre la Bahía no puede pararse; no puede ni debe, siquiera ralentizarse. Porque ello supondrá también la paralización de todas las expectativas de crecimiento económico y social de la Bahía de Cádiz basadas en este proyecto, ahora más importante que nunca. Frustrar su puesta en funcionamiento en la fecha prevista del Doce, cuando Cádiz será centro del mundo iberoamericano, supondría ofrecer a todos una imagen de la ciudad que los gaditanos no nos merecemos.

Ahora, la CIUDADANÍA DE CÁDIZ asume el papel esencial dentro de este proyecto. Una obra que debe estar en servicio en marzo de 2012, integrándose de esta forma en los grandes eventos con los que se conmemorará la proclamación de la Constitución de 1812: ejemplo de modernidad para España a principios del siglo XIX, como el Segundo Puente debe ser ejemplo de modernidad para Cádiz dos siglos más tarde.

Por ello, los CIUDADANOS DE CÁDIZ reclamamos al Gobierno Central el APOYO decidido por un proyecto fundamental para poder seguir construyendo el futuro de una ciudad en el siglo XXI.

Este puente que nos une, terminado para el Doce, será también un símbolo del éxito de toda una ciudad, el mensaje claro de que los gaditanos, juntos, podemos hacer todo aquello que nos propongamos.

Cádiz, agosto de 2010