27 ene. 2012

¿Qué pasa aquí?



Han disparado al aire, y no eran tantos, pero el operativo del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ha sido el protagonista hoy a las puertas del Ayuntamiento de Jerez. El vídeo del fotoperiodista Javier Fergó no deja lugar a dudas, la tensión va a provocar un incidente serio en el momento más inoportuno.  Llaman la atención los gritos: "PSOE, PP, la misma mierda es". ¿A quién vienen bien? ¿O es puro cabreo?

Creo que el PP y la alcaldesa, María José García Pelayo, saben que no les va a quedar más remedio que pedir -vaya escándalo- que la Junta de Andalucía intervenga el Ayuntamiento de Jerez, tal como pasó en Marbella. O tomar el toro por los cuernos y soltar lastre laboral, lo que se antoja difícil aunque no imposible. O dimitir. Porque si no es capaz de gobernar y hacer que la ciudad funcione, lo más digno es irse, pero creo que no.

Pelayo no es una cobarde, hasta donde yo sé, y todo esto tiene que obedecer a una hoja de ruta o algo parecido. Y si no es así, que Diosnos coja confesados ¿Dejar que todo se embodrie para negociar a la baja? No tengo ni idea, pero solo le pido, como jerezano, una cosita a Javier de Torre, el nuevo subdelegado del Gobierno del PP, del que depende la Policía Nacional: ojo en Jerez, hay demasiada tensión. Mucha mano izquierda, por favor, aunque usted, don Javier, sea de centro derecha. De nada.

La 'herencia' de Chacón en Defensa


Carme Chacón, en la botadura del BAM Tornado.
El nuevo ministro de Defensa, Pedro Morenés, se ha encontrado con el primer ‘regalo' del anterior Gobierno socialista: la segunda fase del programa de Buques de Acción Marítima (BAM), iniciado en 2005 con el objetivo de sustituir buques con diversos cometidos que han agotado ya su vida útil. Morenés ha encargado al jefe de Estado Mayor de la Defensa un estudio sobre las necesidades de las Fuerzas Armadas en el horizonte de 2025, con "especial énfasis en aquéllas relacionadas con los retos de España como nación y con los compromisos derivados de nuestra participación en organizaciones multinacionales".

Guerrero tira de la manta

La jueza Alaya
Todo es susceptible de empeorar. Conviene no olvidarlo. Y le pasa al PSOE andaluz. Ayer sufrió dos golpes. El primero fue la decisión de la Fiscalía Anticorrupción de solicitar a la magistrada del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que investiga las irregularidades detectadas en expedientes de regulación de empleo (ERE), que requiera a la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía para que remita una información "detallada" de los expedientes de denegación de ayudas sociolaborales solicitadas a la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social por personas, empresas o entidades locales desde el año 2001 hasta el 2011. El caso se complica y la jueza dispondrá en breve de más recursos.

¿Una deuda de 25.000 millones?

Rafael Carmona, portavoz de Economía en el PP andaluz.
El secretario general del PP-A, y parlamentario andaluz, Antonio Sanz, ha pedido al presidente de la Junta, el socialista José Antonio Griñán, que "renuncie" como candidato del PSOE-A a la Presidencia de la comunidad en las elecciones autonómicas del 25 de marzo por "mentir" sobre el déficit de Andalucía.

Salvar al soldado Griñán

Manuel Chaves y Pepe Griñán
"Se trata de salvar al soldado Griñán", bromea un curtido socialista gaditano cuando se le pide su opinión sobre la situación interna del PSOE. La realidad es que no hace falta indagar mucho para constatar que el proceso de primarias que viven los socialistas andaluces para elegir a su próximo secretario general (o secretaria) ha provocado que aflore la verdadera guerra, que no es otra que la derivada del claro enfrentamiento de la vieja guardia pretoriana de Chaves, Pizarro y Zarrías y las huestes de Griñán, lo cual no deja de ser irónico porque el actual presidente ‘heredó' el cargo de Chaves y también la secretaría general del partido.