31 jul. 2011

Un par de cositas en esta tarde


Comienza a otra semana, y la indignación sube por momentos. Por tantas cosas, pero esencialmente porque hay gente que puede administrar nuestro dinero como le sale de los cojones o de los ovarios (hay igualdad en esta gentuza), primar a unos y a otros aleatoriamente cuando hay miles de autónomos, de pymes que no han cobrado ni puto euro por hacer fijos a sus trabajadores. Que los echen, que los manden a la puta calle, o a sus puestos de empleados públicos conseguidos de aquella manera. No hablo del PSOE ni del PP, ni de IU, hablo de los cabrones que se ríen de todos nosotros y hasta amenazan. Conmigo que no cuenten, salvo para trabajar por los demás y luchar por una sociedad mejor. Mismamente.

La regeneración es necesaria ya porque esto se pudre por momentos. Lo que pasa, tristemente, es que la gente está tan preocupada de su propia vida, del paro, de la crisis, que no tiene tiempo de mandar de una patada a su casa a tanto mangante. La gente es buena, tiene demasiada paciencia. Me temo que esta semana que viene vamos a estar aún más entretenidos porque hay buenos jueces y policías que se ganan honradamente su pan. No digo más. Ánimo. Me voy a calzar las Martens. Y he recuperado este vídeo, de Richie Sambora, el guitarra de Bon Jovi. Gran canción. Aquí estoy, en la guerra. A vuestra salud me voy a tomar un doble Jack Daniels a pelo, para que me sacuda el alma, porque estoy hasta los cojones.

Tokio, timelapse



A veces encuentro cosas como este 'timelapse' sobre Tokio, impresionante. O sobre el cielo, tú teclea 'timelapse' en You Tube y de adentrarás en un universo...

El último de Delphi

Luis Vázquez, director financiero de Delphi, en los pasillos de la factoría. Foto: J.C.
Hay promesas que tienen un alto precio. Como la que hicieron, hace cuatro años, el hoy presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero y el entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves, repetida luego por consejeros como Francisco Vallejo, Martín Soler; Luis Pizarro o Antonio Fernández: “Ningún trabajador de Delphi quedará abandonado a su suerte”. La recolocación de los casi dos mil trabajadores que quedaron en la calle tras el cerrojazo supera ya los 350 millones de euros, entre pólizas de prejubilaciones y planes de formación, según admite la propia Consejería de Empleo.   “Algo estamos haciendo mal. Y allá cada uno con su responsabilidad, administraciones, políticos, sindicatos, empresarios, medios de comunicación. Descubrir el qué tiene que comenzar por una autocrítica que nos permita no mirar el dedo cuando señalamos la luna”, afirma el actual delegado de la Consejería de Empleo, Juan Bouza. Delphi llegó hace treinta años a la Bahía de Cádiz.
* Más info en reportaje en la edición en papel de EL MUNDO y Orbyt

Filtraciones y goteras en el 'Caso Reindus'


Alaska y Dinarama - A quien le importa


Sinceramente, me extraña que La Voz de Cádiz brinde un tratamiento tan pobre en internet al caso Reindus (ver) sin mencionarlo hoy en su portada digital, aunque hayan pasado un día con 'superLoiza'. Igual tiene que ver con el cabreo soterrado que hay en la profesión y empresas periodísticas que este pasado sábado se desayunó en Diario de Cádiz, en una exhaustiva información de Fernando Rufo, el contenido literal de un documento no público (gran detalle) que luego, mira tú por donde, fue el eje de la rueda de prensa ofrecida por el presidente de la Diputación de Cádiz, Pepe Loaiza y su diputado de Empleo, Nacho Romaní. Vaya por delante mi aprecio por Rufo, manifiesto y conocido (no cabe buscar tres pies al gato) pero ya es casualidad ¿no? Obviamente si obtiene ese documento lo suyo es publicarlo, yo habría hecho lo mismo. Quienes hayan trabajado en estructuras políticas o gabinetes de prensa sabrán a qué me refiero.

Decíamos ayer en este blog...

Mi apreciado Paco Sánchez Múgica hace hoy en su Rotonda un análisis que, lo siento, debería haber sido primera página del periódico con todos los honores. Hace pocas semanas me pregunté en este mismo blog quién había ganado dinero con el circuito. Paco me lo cuenta casi todo. Gracias amigo. Me parece sorprendente que con lo listos que somos los/as periodistas en Jerez y lo avezada que es nuestra clase política nadie haya hecho preguntas clave sobre este asunto del desastre del circuito. "Ruina para muchos, negocio para uno", dice Paco.