4 nov. 2008

Malos tiempos: cierra la edición de El Mundo en Almería

Lo cuenta la web Teleprensa: "el cuadernillo con información provincial insertado en la edición Andalucía del diario de tirada nacional El Mundo, dejará de salir a la calle a mediados de este mes". Por lo visto, a mediados de noviembre el periódico llegará a los quioscos sin la separata de Almería y continuará con su formato original, una edición regional con información provincial aportada por una corresponsalía. Las circunstancias que han rodeado esta decisión son como para ponerse a pensar sobre muchas cosas...Y entre ellas sobre los verdaderos responsables de que, a veces, le vayan tan mal las cosas a los periodistas. Suerte a los compañeros...

Miguel Ríos, nadie nos ve


Espléndida canción la que he elegido (a mí lo parece) para destacar que a sus 64 años, Miguel Ríos vuelve a la carretera con un nuevo disco, "Solo o en compañía de otros", un álbum en el que combina temas nuevos, versiones y colaboraciones con otros músicos y en el que demuestra, dice, que "he transitado por por mis edades con dignidad y coherencia". "No me planteo retirarme, ya me lo plantearé, no tengo intención de perpetuarme más allá de mis posibilidades", ha dicho el músico en una entrevista con Efe, poco después de presentar su nuevo disco en un pequeño concierto en la sala Galileo-Galilei, ante periodistas, amigos y colaboradores del rockero granadino. "En el ángulo muerto", de José Ignacio Lapido (ex 091) es uno de los catorce temas del disco, canciones editadas en discos de tributo, homenaje o colaboraciones con otros músicos. Miguel Ríos también forma parte de la banda sonora de mi vida, cada uno de sus temas me recuerdan, una y otra vez, a Granada, una tierra que sigo queriendo especialmente.

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar...

El Juzgado de lo Social 1 de Granada ha declarado nulo el despido de la que fuese jefa del servicio de seguridad de la Diputación, del que es adjudicatario Segurisa, al considerar que fue improcedente y que sufrió acoso laboral por parte de su empresa y del coordinador de seguridad de la institución. La "actitud de acoso" comenzó, según el juez, cuando el coordinador de seguridad de la Diputación, Juan Carlos Adarve, pidió a la demandante que le dijese a qué trabajadores podía despedir para sustituirlos por "militantes del PSOE o familiares o amigos" de afiliados del partido y ella se negó. Según la sentencia, ha quedado probado que era "habitual" que cuando se debía cubrir algún puesto entre los vigilantes de seguridad "se acudiera a personas cercanas al PSOE, siendo Juan Carlos Adarve quien indicaba el nombre de quien podría ser contratado". Tras la negativa de la demandante a colaborar, fue trasladada de un despacho privado a una sala con el resto de personal de seguridad, donde el coordinador instaló una cámara de seguridad que grababa el espacio ocupado por la trabajadora, lo que el juez relaciona con "los problemas previos" existentes entre ambos. Después se la responsabilizó de la no elaboración de un plan integral de seguridad que "no era de su competencia" y de varios informes sobre el resto de empleados, y se le dejó de abonar el plus de 900 euros que recibía como jefa de servicios, aunque más tarde se le ofreció mantener íntegro el suelo aunque desempeñando sólo funciones de vigilante de seguridad, a lo que la trabajadora se negó por considerarlo una "degradación pactada". Aunque Segurisa la despidió alegando motivos disciplinarios, reconoció la improcedencia del despido y la indemnizó judicialmente, lo que el juez ha considerado elemento probatorio para decretar su nulidad. Además, la empresa deberá indemnizar a la trabajadora con 98,90 euros al día desde el pasado mayo, cuando fue despedida, hasta que sea readmitida.