16 mar. 2007

Compañeros del metal


El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, está en horas bajas, bajísimas. De entrada los sindicatos de Delphi (¿también UGT?) ya miran para el consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, en vez de para él. Lógico, al final los duros, los que te dicen las cosas a la cara (no quiero decir que Vallejo sea un caradura) son los apreciados. Antoñito, que no concede entrevistas a nadie (magnífica su política de in-comunicación), se pasó algunos pueblos recriminando victimismos a los sindicalistas y luego es un poco saborío en el trato con los compañeros del metal. Paisano, paisano...
El comité ya ha visto que no todo el monte es orégano en la Junta, ni en los medios de comunicación, donde hay mucho aprendiz de manipulador y algunas/os que no saben ni donde están de pie, por mucho corte de pelito fashion que se hagan. Pobresitas/os. Y sin contar otros que, cabreados por no dar pie con bola, andan desautorizando a los que se parten el culo en la puta calle buscando el mejor enfoque, la mejor noticia sobre Delphi. Zeñó,, zeñó... Menos mal que luego quedan colegas como Fernando Rufo y la combativa Beatriz Revilla, por citar algunos.

Porque hombre, una cosa es chupar rueda y otra callarte cuando se te pone por delante Vallejo a tiro. O poner cara de jilipuertas cuando un menda hace una batería de preguntas en condiciones y la tuya para desactivar una buena información de EL MUNDO.es te sale como una mierda. En fin, pelillos a la mar. O mejor tendremos que hacer aquello que hacían los de RNE (yo, por tanto, lo hice) que cuando terminaba un fulano una rueda de prensa se iban pa él, lo trincaban del brazo y le decían. "Para Radio Nacional de España..." Luego, cuando el jefecillo de turno escuchaba RNE y veía lo que acababa de escribir su redactor, le decía: "¿Pero tú dónde has estao, chavá?".

Pues la cosa está que arde. Por ejemplo en Chiclana, donde los antidiarreicos se agotan por momentos. El que está como si la cosa no fuera con él (fue alcalde) es el gran Pepe de Mier, el delegado del Estado en la Zona Franca. Hoy hemos hablado de cositas interesantes y no se da por aludido el muy hábil. Tendremos que conversar con Pepe en serio, no vaya a ser que también se dedique al cambio de estampitas con gentes del PP para evitar episodios del pasado.

Y por Pepe Loaiza, un brindis. Porque ya se ha destapao (todos lo sabíamos, Don José) y se tira al ruedo de la Diputación. Ha discho que le va cambiá hasta el color rosa al edificio de la Diputación. Pepe, ten cuidado, que el agipro del PSOE te monta un pollo y es capaz de insinuar que tienes algo contra el rosa, y de paso contra el movimiento gay... Pepe Loaiza versus Paco Cabaña, mano a mano, con seis toros seis de la ganadería de Cai. Me gusta el toreo...
Os dejo un temilla musical pa entreteneros..
Es de uno de mis favoritos, Neil Young, a la vejez cabroncete indomable