16 jun. 2010

67.892 euros brutos anuales


A ver si dan ejemplo. Mañana, delegaciones del PSOE, PP y dirigentes de la FAMP (Federación Andaluza de Municipios y Provincias) de ambos partidos intentarán consensuar en el Parlamento andaluz la reducción del sueldo de los alcaldes y concejales, una medida que se aplicaría a partir del mayo de 2011, tras los comicios locales. La propuesta fija un sueldo a los alcaldes de poblaciones de más de 500.000 habitantes (Sevilla y Málaga) y a los presidentes de diputaciones no superior al de un consejero de la Junta (67.892 euros brutos anuales). Para los regidores de municipios de 100.000 a 500.000 habitantes, el salario sería el de un viceconsejero (63.704 euros); para los de 20.000 a 100.000 habitantes la retribución no superará la de un director general (54.540 euros), mientras que para el resto que tenga dedicación exclusiva se correspondería con la de un delegado provincial (44.861 euros). Los ajustes entrarían en vigor a partir de la constitución de los ayuntamientos tras las elecciones municipales de 2011. Pues nada, ya sé lo que ganarán algunos y algunas ¿con trienios?

Domingo sangriento: punto final


Cielos, importa poco que hayan pasado tantos años, que haya costado 240 millones de euros investigar algo que parecía tan claro, pero sueño con el día en el terrorismo desaparezca de la faz de mi tierra, España. Será por la crisis, por las penas que nos asolan, o porque alguien prepara la noticia. De pronto se han acabado los atentados (¿alguien recuerda cuando fue el último?). En el Reino Unido al nuevo primer ministro, Cameron, le ha tocado lo peor pero también lo mejor, pedir perdón a las víctimas de aquel domingo sangriento. Seguro que muchos no sabían que esta canción de U2 tiene tanta carga emocional y política. Hace años que está en mi corazón. Bloody Sunday. Tiene que ver con una noticia de estas últimas horas.

Ecologistas, contra el decreto del golf

Mar Moreno, portavoz y consejera de Presidencia. Foto: J. R.

Ecologistas en Acción lamenta y rechaza la nueva modificación legal aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta en el día de ayer, que viene a “eliminar barreras” para la construcción de campos de golf y a favorecer de nuevo que se desarrollen urbanizaciones ligadas a este supuestas instalaciones deportivas, lo que supone un giro más en beneficio de los promotores urbanísticos y de la economía del ladrillo, "responsables en buena parte de la gravísima crisis que padecemos. O sea, ante la crisis, la Junta propone más de lo mismo".
"Hay que retrotraerse a la pasada legislatura para recordar las promesas del entonces presidente, Manuel Chaves, y del ex consejero Gaspar Zarrias, que aseguraron en numerosas ocasiones que se prohibirían las urbanizaciones en los campos de golf". En el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), aprobado por el Parlamento andaluz en octubre de 2008, se incluyó una norma que prescribía: “Considerar las instalaciones turísticas singulares destinadas al ocio, deporte y espacios libres (campos de golf, parques temáticos…) desde su propio valor añadido en cuanto instalaciones especializadas de altas prestaciones y servicios, y con total independencia de las promociones inmobiliarias asociadas”.
"En el Decreto del golf aprobado en febrero de 2008, tras numerosos retrasos y presiones, se dio la primera marcha atrás, admitiendo, por presión de los promotores urbanísticos y de muchos alcaldes, la construcción de urbanizaciones de lujo en estas instalaciones, con algunas condiciones en cuanto a superficie mínima y su inclusión en planes de ordenación subregionales. Y esta política de favorecer de nuevo las urbanizaciones en áreas alejadas de los núcleos urbanos como pura y dura especulación urbanística se aprobó ¡a las puertas del estallido de la burbuja inmobiliaria". Se puede decir más alto, pero no con mas rotundidad. El centenar de campos de golf que existen ya en Andalucía ocupan una superficie de 60 millones de m2, y consumen 50 millones de m3 de agua, el equivalente a una ciudad de medio millón de habitantes.

Rural power

Roque Valenzuela y Pilar Sánchez.

El alcalde de La Barca, Roque Valenzuela, y Manuel Becerra, ex alcalde pedáneo de Guadalcacín y ex asesor de la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez (PSOE), anunciaron hoy la creación de un partido político que se está gestando en la zona rural y recaba apoyo del "Jerez urbano" para concurrir a las próximas elecciones municipales de 2011 en el municipio jerezano. Su línea política será "de centroizquierda", y su programa político se presentará "antes del verano". No desvelarán las siglas elegidas hasta que no den por concluidas las gestiones ante el Ministerio del Interior. Lo que ocurre es que, pese a las apariencias y los cabreos que Valenzuela y Becerra tienen con la actual alcaldesa, en caso de necesidad ¿dudan que este nuevo partido no apoyaría al PSOE? Pues eso, ¿he dicho al PSOE o a Pilar Sánchez? Tendré que releerlo.

Mareando la perdiz



La diputada socialista Mamen Sánchez, envía un claro mensaje en su blog a navegantes y a quienes le atribuyen extrañas y pérfidas conspiraciones.
"Me gusta lo que hago. Soy feliz donde estoy. Aprendo cada día cosas nuevas, comparto mis horas de trabajo con gente muy importante que me respetan y tienen en cuenta mi opinión. Las responsabilidades, los éxitos y los errores son compartidos. Me siento querida y valorada por mis compañeros y compañeras. Y desde aquí me esfuerzo para ayudar a mejorar mi provincia. No habría lugar más perfecto para mí. Y quien tienen que saberlo lo saben ¿Por qué desear otra cosa? Así que aquí estaré hasta que mi partido y los ciudadanos decidan, y por ahora, si Zapatero no dice lo contrario, la legislatura acaba en 2012". Más claro, agua.
El primo rico del Capitán Cocleta me habla de reuniones misteriosas, o no, tardes de tertulias en el Bar la Perdiz. Se citan nombres como Jose Antonio Cano, Paco Reina, Luis Ben, y otros viejos rockeros socialistas, como Emilio Aragón. Muchas tardes juntos deben dar para mucho, eso creo. ¿La lista de Teo? Pues de momento, chitón, nadie habla y mucho menos especula con nombres, hasta que los que tienen fecha de caducidad mantienen un silencio respetable. Ni los periodistas de cabecera se atreven a contar nada, de momento.
En Jerez extraña lo rácanos que se han vuelto, en apariencia, los hermanos Romero Caballero, que podrían ayudar al festival benéfico que está organizando Ezequiel Benítez y dar menos viandas al club del canapé que asiste a algunos de sus rancias propuestas, más propias de la derechona que de unos tipos que presumen de de ser progresistas y de izquierda. Marco Velo debería tener más sensibilidad.