10 dic. 2011

Pablo Alborán, en la redacción


Hace frío fuera, no en la red, no en mi refugio. Esta noche es de fútbol, basta ver Twitter. Y de caricias. Desearías que alguien te dejara una cesta de besos silvestres a la puerta de tu casa...Puede que eso sea lo que necesitas: cariño. De los que te rodean, de los que están cerca o lejos, que ya no hay distancias. Sin miedo, que la vida es breve. Pelea fuerte, pega duro por lo que crees, por tus ideales -tú si que los tienes y eres un/a héroe- más por los que quieres que por lo que tú quieres, jugando con el lema de Rubalcaba. Pablo Alborán es uno de nuestros grandes artistas. Un día se pasó por RTVE y cantó en la redacción, como un amigo. Y la vida sigue entre ordenadores y noticias...Genial.

Los días de 091 en Jerez


Facebook me emociona y otras veces me estresa. Depende. Hoy toca lo primero, cuando me he encontrado este especial, emitido en Canal Sur en su momento, sobre los 091. Jerez tuvo un protagonismo especial en la carrera de esta banda granadina, la mejor que hemos tenido en Andalucía en muchos años. Fueron los ganadores de la tercera edición del Concurso de Pop y Rock de Andalucía 'Alcazaba', que organizábamos en nuestra ciudad. Como lamento no haber ido a su último concierto, no sé qué coño me pasó en aquellos tiempos, pero no estuve al loro. Nos queda el DVD y el disco de aquel concierto. Inolvidable...como aquellos tiempos entre Granada y Jerez. Gracias a Dios. Los terrenos de la memoria son una aventura. 1982, un gran año.

El Ayuntamiento de Jerez, presidido entonces por Pedro Pacheco (totalmente encantado con la idea), me encargó en 1982 la dirección del concurso, que mantuve tres años. El primero lo ganó Danza Invisible, el segundo Jaleo y el tercero 091. Fueron años bonitos, llenos de emociones y de música por todos lados. Y eso lo saben Casto Sánchez, Mariano León, Pedro Grimaldi y Joaquín Carrera. Sobre el minuto diez del documental hay recortes de prensa, una foto en la que yo -con más pelo que hoy- les presento en aquella vieja caseta del Club Nazaret, donde hicimos la final. Caray, hoy se me ha revuelto el alma como nunca, por estas y otras razones. Entre otras cosas porque vuelvo a lo que me gusta.

Igual os gusta también este otro documental...
y esta canción, para esta noche.

El Mérito al Trabajo para Casa Bigote

Paco y Fernando Hermoso, con un buen plato de langostinos...La foto es
del singular Pepe Monforte, de Cosas de comé.
Los responsables del restaurante Casa Bigote, Fernando y Francisco Hermoso, recibirán el próximo lunes, a partir de las 11,30 horas, y en el edificio Heracles, de la Zona Franca de Cádiz, la Medalla al Trabajo que le fue concedida por el Gobierno de España, en el transcurso de un Consejo de Ministros llevado a cabo hace unas semanas, y después de que el Ayuntamiento apoyase la propuesta hecha en su día. La Medalla de Oro se concede con el fin de premiar y destacar el mérito de una conducta socialmente útil y ejemplar en el desempeño de los deberes que impone el ejercicio de cualquier trabajo, profesión o servicio.

Fernando Bigote abrió la actual taberna en Bajo de Guía en 1951, y en 1967 la segunda generación, Fernando y Paco Bigote, los ahora reconocidos, comenzaron a introducir las primeras tapas de pescado frito y los tradicionales guisos marineros que les han hecho famosos. En 1971 inauguraron la primera sala comedor, realizando posteriores reformas para atender la demanda de su clientela hasta contar en la actualidad con dos salones con una capacidad para unos 200 comensales.

Cabaña, días de cine y lágrimas


Confirmado: El congreso provincial del PSOE será el 20 de enero en la Bahía de Cádiz. Y los viejos jefes socialistas no quieren 'distracciones' para que no pierdan el tiempo los críticos ante las elecciones autonómicas. Esto, en lenguaje sencillo y llano, significa: "tos callaos, que ya tenemos decididos los herederos y la lista". Digo yo. Y que el se mueva, critique o ponga en solfa los métodos manifiestamente mejorables del PSOE, lo tiene claro.

Leña al mono, aunque expedientar, lo que se dice expedientar, poquito. Que tampoco toca hacer el canelo como se hizo con los blogueros rebeldes. González Cabaña hace un llamamiento a mantener la unidad de cara al 38 Congreso y a las autonómicas. Eso, unidos, punto en boca, que ya está tó decidío. Fue ayer. O no, ya digo, que lo gallego está de moda. Insisto. A Cabaña le gustan las cosas sin anestesia.

González Cabaña ha advertido de que “nos situamos en el ecuador de dos procesos electorales, los del 20-N y las próximas elecciones andaluzas y ha aparecido un elemento más que es el Congreso federal con el riesgo de que eso distraiga a los socialistas andaluces de trabajar para ganar las elecciones”. Recurrió a una frase de la película Come, reza, ama en la que Julia Roberts ante las ruinas del gran mausoléo del emperador Augusto reflexiona: La tragedia es un regalo porque es el camino a la transformación.

Pacheco, incombustible


Pedro Pacheco, en una foto de Esteban Pérez.
Nos vamos haciendo viejos, pero nunca de espíritu. Pacheco me parece a veces un soplagaitas político, otras un oportunista sin remedio, y las más creo que debería jubilarse, montar una fundación de estudios andaluces y poner su experiencia al servicio del interés general. Y se ha portado conmigo como yo no lo hice nunca con él. Cosas de la edad, quizás. Pero algo tengo claro, es listo de cojones. Y los dos seguimos dando caña. Y eso me gusta. Los viejos rockeros nunca mueren, Perico.

Pues bien, ha convencido a los "independientes" (57.420 sufragios en los 9 partidos judiciales de la provincia de Cádiz) para que le aúpen de nuevo al Parlamento de Andalucía, consciente de que si el PP no gana por mayoría absoluta no gobernará y que el PSOE necesita quien le apuntale. Y él de apuntalamientos sabe mucho, después de tantos años. Me llama la atención que diga que quiere devolver la voz a los andaluces...¿la habíamos perdido?

Pacheco tiene complejo de llave, lo quiso ser hace poco y desde el PSOE hubo quien le ayudó pero ambos fracasaron. Me refiero a González Cabaña, hoy flamante diputado por Cádiz. Entre uno y otro hundieron las expectativas del PSOE en Jerez, una gran proeza política, que contó con la 'ayuda' inestimable de las peleas internas de los socialistas jerezanos. Todo le vino de perlas al PP, que cortó oreja y rabo en Jerez.