26 mar. 2007

Una prueba de sesenta días para Pilar Sánchez


Cuando Pilar Sánchez, la alcaldesa de Jerez, compareció en la rueda de prensa más esperada de los últimos meses, EL MUNDO ya había dado la noticia: el cese de Pacheco y la ruptura del pacto. Pese al enfado momentáneo del director de comunicación ("es que no me parece bien..."), Pepe Bouza (¿cuándo te darás cuenta de la verdad de esta profesión, hermano?), la realidad es que tal como convinimos David Fernández, Pedro Ingelmo (Diario de Jerez) y yo, la cosa era conocida desde bien temprano. ¿Alguien cree que se mueve algún papel en el ayuntamiento sin que alguien de la red pachequista se lo sople al enorme? Tequipuiyá. Ni de coña. Quiero creer a Pilar, que ya estaba hasta el moño, pero es que yo le habría cesado muchísimo antes, porque razones había "lo menos cincuenta", según confiesa el flamante primer teniente de alcalde, Juan Manuel García Bermúdez, al periodista Esteban Fernández en Onda Jerez Televisión (en riguroso directo, me encanta). Los compañeros de Localia TV (yo paso de boicot) en Jerez me han enviado algunas imágenes impagables de las cajas de Pacheco, donde el enorme se llevaba esta tarde, a las 19,00, sus pertenencias del fastuoso despacho oficial de la GMU.

Esta noche seguiré con la historia, pero resumo todo en una idea: Pilar Sánchez tiene sesenta días para demostrar todo lo que es capaz de hacer si gobernara con mayoría absoluta (que es su objetivo, claro está) y ese mismo plazo es el que tienen en el PP para que nos creamos a Pelayo y su promesa de que no pactará con Pacheco. Lo tengo grabado, Pepa. El que avisa no es traidor. ¿Pacheco? Pues el tio pondrá la guinda mañana en la rueda de prensa que ha anunciado, si es que comparece, claro, porque la convocatoria no lo precisa en momento alguno. Antes tendremos puesta en escena de la nueva situación en el pleno. Porque imagino que tendrán que cambiar sillones, ahora que el PSA está en la oposición. Estoy viendo a Pedro Alemán en Localia TV y me doy cuenta de que se me escapa el detalle del Xerez SAD. Ay coño...

El pregonero

Anda el obispo de Jerez recordando que todo esto de la Semana Santa parece un espectáculo más que una celebración religiosa. Y no le falta razón. Que nadie entienda que esto es una crítica contra Andresito, nuestro flamante pregonero de Semana Santa. Nada más lejos de la realidad. Pero tiene todo esto de la holy week un tufo patrás que asusta y no hablemos ya de la instrumentalización política neoandalucista de la que se viene haciendo uso y abuso en los últimos años en Jerez. Dice el obispo jerezano Del Río que la Semana Santa antes era "devoción popular", para en no pocos casos haberse convertido en "fiesta singular para ser contemplada, fotografiada y como mucho admirada". Ello, a su juicio, no es sólo atribuible al turismo, sino también a "la pérdida de lo esencial" en algunas hermandades y cofradías, las cuales "han contribuido al reduccionismo social, cultural o folklórico que padecemos". ¿Ser pregonero en Jerez sirve pa mucho? ¿Y ser presidente de la Unión de Hermandades proclamando el pachequismo confeso? Respuestas, please. La alcaldesa, que ayer no fue, por razones obvias, al pregón, hoy ha estado con su autor en la firma del libro.
Crónica en...