12 oct. 2007

Osadía en El Puerto


Qué osados son estos del PP de El Puerto. Le arrebatan Moresco a IP y ahora a Gago y doña Patricia Ybarra arremete -en sintonía con el Diario de Cádiz- contra los de antes y sus decisiones ¿dónde está Juan Carlos Rodríguez, el ex delegado de Urbanismo? Coño, Patri, que ahora dos de ellos son de los tuyos, a ver si alguna votación que ahora esté en tela de juicio te da un telele. Dicen que doña Patricia, desde que tiene mando en plaza, está de unos humos de échate payá. Y que Moresco, jaleado por algún entusiasta, tres cuartos de lo mismo. Que en los aledaños del gobierno local peperoandalúgaguero huele a veces a la naftalina que destilan los modos del antiguo régimen. A ver si el PP -y el mentor de este gobierno, que no es otro que Sanz (Antonio, no Alejandro hombre)- se dan cuenta de que en El Puerto la gente que les ha votado no es, exclusivamente, la del PP, y entre ellos los más rancios y caducos. Y luego está lo de Vistahermosa, con informaciones nada respetuosas con acciones empresariales como las de Noriega y sus viviendas. Un poquito de por favor y a dejarse llevar menos por las pasiones, las amistades y los enterados que te la cuelan a las primeras de cambio. En la foto Sanz (Antonio) en la última reunión de regidores en torno a Arenas.

Gobierno de España


Mira que están pesados con el Gobierno de España. Y por otro lado con recordarnos la Guerra Civil, de la que ya apenas nadie hablaría a no ser por ellos. Nos lo añaden al final de toda la publicidad institucional, imagino que para que no nos hagamos un lio con el Gobierno de Catalunya, el del País Vasco, el de Galicia, el de Andalucía, será para eso. Digo yo. Yo me siento orgulloso de ser español pero no tengo claro qué es España, qué queda de España y si España existe en otros mapas que no sean los que atesoro desde hace tantos años. (Viñeta del blog Caná Sú). Me gusta España, y no soy un patriota de hojalata, ni un facha con banderita en el reloj, ni uno de esos de mi pueblo, bigotillo y verde cacería, he luchado y lucho, con mis recursos, por la libertad y la democracia. Por eso me tocan tanto las narices, por ser suave, quienes manosean guarramente la bandera y los símbolos. Gobierno de España, de acuerdo, pero estimado presidente ¿qué es España?

Ahora estás a tiempo


Hacía tiempo que no lloraba al ver una película. Hoy ha sucedido. Prueba a hacerlo de vez en cuando y desahógate. Ha sido con Meet Joe Black, en España "¿Conoces a Joe Black?" La he visto pasar a mi lado en algunas ocasiones. Una de ellas fue jugándome el tipo por unas cuantas pesetas en aquella SER de la década de los noventa. A bordo del Manolo IV yo contaba y destripaba las miserias del bloqueo pesquero en el Guadalquivir en el 92. Cuando, de pronto, un mercante se vino encima de nosotros, con guardias civiles disparando pelotas de goma desde todos lados. Los que se acuerden de este episodio saben que estuvimos a punto de zozobrar y perdernos entre las hélices para siempre. Yo no me había puesto el salvavidas (menudo capullo) y caí en la cubierta gracias a Dios, tras una maniobra providencial que nos salvó de la tragedia. Bendito motor Scania. Otra vez venía feliz, con mi añorado VW Polo, del Campo de Gibraltar, porque me trasladaban a Cádiz como delegado de TVE. Una cierva, a la altura de Alcalá de los Gazules, se me cruzó. No pude evitarla y me fuí directo al arcén. Os juro que esos dos días no los he olvidado nunca y que, en unos segundos, una eternidad, ví pasar mi vida, a quienes quise siempre y quiero, pero no a aquellos/as, malditos cabrones/as que me han jodido momentos que podía haber dedicado a otros. Ama, ahora que estás a tiempo, pero por favor deja vivir a aquellos que deseamos hacerlo en libertad y con respeto. Hay una diferencia, antes me guardaba las miasmas, ahora las expulso con tanta facilidad como se da una palmada al aire, tanto como un chasquido de mis dedos. Aleja lo negativo sin dudarlo, pero no seas idiota, no les des ni una oportunidad de joderte la vida. Me voy a dormir con la conciencia más o menos en paz, pensando en cuantos infelices no pueden hacer ni decir lo que piensan, acaso porque no saben cómo, o porque no descubrieron el valor de un blog. Mi niña me dice que si no fuera por estas líneas, por mi terapia diaria de libertad, ya me había ido al otro barrio. Le quiero mucho. Duerme ahora, cuando os dejo mis pensamientos tal como brotan, leerá esto más tarde. Ahora, que estoy a tiempo, le digo alto y claro que la quiero. Que no es malo ser mejor cada día, y menos aún seguir contracorriente, porque hasta los ríos corren cuesta arriba cuando alguien ama y es correspondido.Mi blog es lo que es, la puta y divina vida, a trozos, a bocados. Y si, a veces, no cuajo la faena es porque aún no ha llegado la hora de hacerlo. Todo se andará. Pero no dejéis de estar ahí, y dejadme vuestros comentarios. Siempre. Llevamos desde 2005 juntos. Gracias a todos/as. Si no fuera por uno de esos cabrones, os habría podido leer esto en la radio, que echo tanto de menos. Lo intentaré, para que todas las mañanas disfrutes de un mundo más maravilloso y menos jodido (Luis, viejo amigo)