29 ago. 2010

Daños colaterales a causa de los 'hooligans'



Aretha Franklin - Respect







Las encuestas no son buenas para el PSOE de Jerez. Eso me dicen desde todos los flancos, lo que no significa que no pueda gobernar mediante pactos -por ejemplo con IU y PSA- pero para eso hay que extremar el tacto, el respeto, el talante con los oponentes. Y parece que algunos hooligans pueden terminar causando un daño letal a los intereses de la alcaldesa y virtual candidata a la reelección, Pilar Sánchez.

Uno de los afectados, con gran respeto, me llama para exponerme que está libre de las inmundicias que, entrando en el terreno de la intimidad, le están lanzando anónimamente en la red un par de hooligans de Pilar (presumo, creo, estoy seguro de que ella está al margen).

Me invita a tomar un café, dice que quiere entregarme documentos que acreditan que es un buen padre. No tiene por qué, le creo. Y en cualquier caso, el terreno de la intimidad es un derecho constitucional, demasiado peligroso, muy resbaladizo, puede causar daños colaterales, como generar un cabreo de mil pares de demonios en quien, si un día tiene la llave, no te la quiera entregar porque tiene memoria. Respeto es el reconocimiento de que algo o alguien tiene valor. Se lo puede definir como la base del sustento de la moral y la ética.

Ya lo dijo la gran Aretha Franklin: Respect. Por favor, un poco de respeto.