29 abr. 2007

Fue una noche maravillosa, en Bornos

Fue una gozada, que diría el añorado Luqui. Anoche compartí escenario con Javier y Gonzalo García Pelayo, con los Cai, Imán, Guadalquivir, mis grupos, mis referentes de toda una época. Gracias a Paco Barroso, a Juan Fernández, a Rodrigo, a Fernando García, a los técnicos y a los que me hicieron pasar un buen rato que, coño, ya se hacía esperar demasiado. No pasó nada en el patio del Convento del Corpus Christi, los agoreros que creían que una horda de vándalos pasaría por allí destrozándolo todo se quedaron pasmados al ver la calidad y la cantidad del personal que asistió al concierto. Tracatrá.
Parece que fue ayer cuando me subía en 1982 al escenario a presentar el concurso Alcazaba, aquellos conciertos de la vendimia gracias a Pepe Gutiérrez Murillo -entonces concejal de Fiestas- en la Alameda Vieja. Estos días, entre la conferencia de la Escuela de Hostelería y el concierto de anoche, han sido muchas emociones. Gracias a Jack Daniels, que nunca deja resaca y a la conocida fábrica de refrescos de cola con sede en Atlanta. La foto de este comentario es de Manolo Francisco, quien con su Nikon al hombro y su buen hacer plasmó en decenas de fotos lo ocurrido anoche. Fue una gozada charlar con Javier, Gonzalo y José María García Pelayo, Iñaki Estrade, y lo hubiera sido porque estuvieron, con Alfonso Cáceres, Mauricio Gil Cano. Pasó por allí Ana Peral -una pena que no vaya en la lista de Cádiz, podía haber sido un buen fichaje en la de Bornos, del PP- y tantos otros y otras...Fue una noche maravillosa, cuentan los organizadores. Tenían razón, aunque el frio casi nos deja sin voz. La cálida humedad del lago...El 17 de agosto nos vemos en el Pemán.