3 nov. 2008

On the road again


(Dále al play antes de empezar...) Cuando leas este comentario yo ya estaré en la carretera, camino de las cosas que esta semana me llaman la atención, procurando no perderme nada, con toda Andalucía como objetivo, con un par y mi Civic. Probablemente podría tener una vida más cómoda, y más sumisa también, pero solo sé hacer lo que sé hacer y nada más. Y me gusta, aunque cada noche he de volver a casa, a mi sitio más feliz. Estos dos últimos años, recorriendo las carreteras andaluzas, mis pueblos, hablando con tanta gente han sido realmente intensos. Y lo que te rondaré morena. Y llevo muchas almas en mi corazón, gentes que me agradecen lo que hago por ellos y a los que agradezco su ilusión, sus ideas, las ganas de salir adelante. La agenda de la semana, con la crisis como tema dominante, tiene una fecha, 4: las elecciones norteamericanas, Obama o McCain. Yo apuesto por el afroamericano porque en estos meses no he parado de comparar a los dos patriotas (no dudéis de ello, ojo) y sus promesas-programa. Obama tiene más recursos porque su web es una máquina de recaudación permanente y porque millones de norteamericanos han optado por hacer sus aportaciones. Que McCain vaya de pobrecito ahora, que nos haga ver que los lobbys no le apoyan, que haya optado por la financiación pública y no por la privada, así es el sistema, a mí no me conmueve. Esta semana conoceremos la vergonzante decisión de IU sobre el pacto de Chiclana -¿una vuelta a la oscuridad?- tras la confirmación, en Salobreña, que la coalición hace aguas por todos lados, que está a punto de fracturarse. Ya os iré contando, os quiero a todos/as. Y no es cursi, no lo soy. Me llevo hoy algunos discos, entre ellos el de Duffy, Syrup & Honey me parece ideal para poner en marcha el motor.