2 dic. 2007

Pilar, con las ideas claras


La entrevista se la hecho David Fernández, periodista del Diario de Jerez al que, en el lado oscuro del PSOE le tiene más miedo que a un Mihura con el mal de las vacas locas. DF entrevista a PS (Pilar Sánchez) que sale divina de la muerte en las fotos de Pascual y lo que destila la información es que PS tiene las ideas claras, que va menos por libre pero que es un alma libre. El supuesto desdén a ir en las candidaturas no me lo creo, la verdad (conozco a los políticos un poquito) y lo de Pacheco sí. La entrevista es amena, de domingo (a Cabaña le habrá encantao). Hizo lo que tenía que hacer y aún le queda:

-Y se enfrentó a todo y todos, también dentro del PSOE.
-Sí, francamente, la ciudad quería seguridad. Yo sabía muy bien qué pensaba la calle. Los gobiernos de coalición no le daban esa seguridad. El partido no lo vio, pero yo sí, y no sólo eso, sino que estaba decidida a que por parte del PSOE no volviésemos a cometer nunca el mismo... No digo error porque no fue un error el pacto. Es más, fue la única solución para los últimos dos años y la prueba es que ahora no he empezado de cero. He hecho mucho afortunadamente. Tanto que me da hasta pereza pensarlo.


(Lean más en el papiro jerezano)

Chaves, agotado

Hace tiempo que no iba a las ruedas de prensa de Manuel Chaves tan seguido. Este viernes, en Málaga, conseguí que me mirara a la cara, tal como yo le miro siempre, a los ojos. Es mi presidente y el secretario general del partido que lleva gobernando 25 años Andalucía. Cuando le interrogo sobre aspectos que otros periodistas temen, evitan o no les apetece sacar, Chaves apenas me mira a la cara. Hasta el otro día, en el centro internacional de turismo de Marbella. Y lo que ví en los ojos del presidente fue cansancio. Chaves tiene que marcharse, no ya por higiene política, sino por su propia salud, aunque se mantiene en forma el tío. Cada vez que le pregunto sobre lo que hay que preguntar, su portavoz, el periodista Enrique Cervera no mueve un músculo de la cara, pero los ojos, ay los ojos, lo dicen todo. Ya habría ardido yo dos o tres veces si los ojos de Cervera fueran láser de Action Man. El le habla a otros de ..."los periodistas". Como si él no lo fuera. Los periodistas somos molestos cuando no le preguntamos lo que sale de los cojones al tontoelhaba de turno (Kike, que no es por tí, te considero inteligente y habilidoso, colega, no le pases la fotocopia ya al servicio jurídico), pero es que yo creo que la forma de mantener en ídem al presidente es darle caña del diez, porque entre otras cosas tiene más tablas que Sara Montiel (años no, claro) y no tiene miedo a nada. Pero le veo cansado. La foto que ilustra este comentario tiene una sombra. Es la de su fiel Concepción Gutiérrez, la consejera de Obras Públicas. Cuando regresábamos de Málaga, con nuestras coca-colas y los doritos (los de Gibraltar son mejores que los nuestros), Javier me decía: "Pepe, ya verás las fotos de Chaves, son brutales". Tenía razón, lo son, reflejan lo brutal que es la política, llevar 25 años dalequetepego. Yo que Chaves me iba con Curro, el perrito del anuncio, a una de esas playas del Caribe. La vida hay que vivirla, presidente. Que son dos días. Y sabes que no te miento.

Ya saldrá el sol, déjalo estar


Es la segunda canción de The Beatles de esta semana en este blog. No he encontrado mejor letra ni música, ya estaba escrita. Estoy deseando que acabe este año de mierda, que me ha machacado en todos los sentidos, pero del que hemos salido, aunque con algunas heridas. Y digo hemos porque, gracias a Dios, no he estado solo, aunque he echado de menos a algunos y algunas, que se han retratado con su actitud. Ellos mismos, las facturas siempre se cobran, tarde o temprano. Beatles en estado puro: Let it be. Va desde aquí todo mi cariño y fuerza a quienes lo estén pasando mal, sea lo que sea. El secreto está en creer en nosotros mismos, no focalizar los problemas, abrir nuestro corazón, pensar que los sueños son la antesala de la realidad, que todo puede cambiar en un segundo, con sabor a naranja. Será el frio, las ganas de vivir, de gritar alto y claro: siempre juntos y palante. Y volveré a hacer radio, libre. Aunque pensaba que iba a ser más complicado, es solo cuestión de tiempo. Tengo ganas de que este blog tenga voz, que escuchéis los matices de cada comentario... Ese tipo despreciable que me escuchaba cuando era meritorio de su adorada jefa, con la mochila a la espalda, que me engañó y maltrató, tiene ya su merecido. La vida te da sorpresas y solo hace falta dejarlo estar. Todo te llega y uno cosecha las tempestades que ha sembrado. Y yo no moveré ni un dedo para bien ni para mal. Y sí, como diría Fernando Fernán Gomez, me enfado cuando y con quien me da la gana: !!! A LA MIERDA ¡¡¡

Las ojeras de ZP

Las ojeras. Las mismas de Adolfo Suárez, de Leopoldo Calvo Sotelo, de Felipe González, de José María Aznar, son las que tiene ahora Zapatero. Es el peso, la responsabilidad del poder. La familia del joven guardia civil, que iba desarmado y colaboraba para todos vivamos más seguros, ha recibido su tricornio, la bandera de España y su padre, José Centeno (guardia civil, como su hijo) las medallas. Las ha besado y luego ha mirado al cielo exhalando un suspiro, un sollozo de pena. De todas las imágenes de hoy es la que más me ha llegado al alma, la que ha removido mis entrañas y ha hecho aflorar en mí sentimientos y deseos de los que inmediatamente me he arrepentido. No le arriendo las ganancias a Zapatero, porque creo que lo debe estar pasando mal, muy mal, y esta noche tiene que ser agria, fria, desabrida para el presidente del Gobierno, que vuelve a saber lo que se siente en un funeral por un servidor de la patria (a mí me suena a gloria esa palabra y todo lo que conlleva). Espero que ZP sepa actuar con elegancia, con altura de miras, y que deje que todos nuestros hombres y mujeres en las fuerzas de seguridad del Estado colaboren con Francia para que conozcamos la identidad, el rostro de los asesinos. Me ha impresionado Imaz, yendo a mostrar su preocupación por el segundo guardia civil, Fernando Trapero, a punto de morir en el triste instante en el que redacto este comentario. Es un día tremendo, y me duele en el alma, mucho. Fernando Trapero, con tan sólo 23 años, había planeado un futuro junto a su novia. Algo habrá que hacer ¿no?

Desmontando el pachequismo: el "cambiazo" de Pilar

Para que te lo voy a ocultar. Es que no había visto la portada del Diario de Jerez, donde Juan Pedro Crisol, el nuevo delegado de Urbanismo (¿desmontará la tela de araña de quien ya sabemos?) es increpado a la puerta por algunos que no terminan de entender que ha llegado una nueva etapa y que no somos tontos. No lo deben estar pasando bien pero creo que la información es la base de la solución del falso conflicto de la CGT, y está más sola que la una (y bien que lamento no darles la razón) en una historia que hace aguas. Verán, no creo que Pilar Sánchez sea Teresa de Calcuta, pero percibo que el cambiazo (hay que buscar un término ajustado a lo que hace) le trae de cabeza (no es coña). Y ese camino tenemos que estar echando un cable no los pelotas abrazafarolas que antes iban de "Pedro, Pedro, Pedro, que guai eres... "y ahora dicen que "Pilar es un puntazo". No hombre no. Aquí no hay que tener carné para progresar, Pilar triunfará si abre el ayuntamiento a la ciudad, en el amplio sentido. Pero es que algunos de la corte de la reina le hacen más daño que todos los enemigos juntos. Ahora bien, lo que no es normal es que haya tanta mieditis a contar las verdades del barquero. A no ser, claro, que el barquero haya paseado en su barca a algún compañero o a su hermano, al que le van muy bien los negocios. La información es la base del poder y los corruptos no tienen lugar en el sistema. Pilar sabe que está en su momento, pero necesita más fuerza y viene de la información. Por eso los ordenadores tienen cada vez más memoria. El "cambiazo" tiene que seguir, como sea. Aunque hay algunas (leves) novedades judiciales que, tras las fiestas navideñas, removerán los cimientos.