10 sept. 2007

ZP corredor, leyenda urbana en internet

La red es así, lo transforma todo, genera dudas, falsas expectativas, descubre realidades no tan ocultas y, sobre todo, es un espacio de pura diversión. ¿Es o no la foto de ZP corriendo por la playa del Parque Nacional de Doñana un truco o montaje, producto de las maravillas del Photoshop? Yo, como ustedes, me resisto a creer que la Secretaría de Estado de Comunicación (la que cedió la foto a EL PAÍS, el medio que la publicó originalmente), haya trucado la instantánea de ZP corriendo. No es serio ni propio de un departamento que cuida la imagen de un presidente del Gobierno. Si la foto es buena y todos los extraños detalles tienen explicación física y fotográfica, que es lo más probable, no pasaría de eso, de una leyenda urbana más en internet, de un poco de cachondeo internauta que no viene mal y será acogido con talante por ZP. Pero si la foto ha sido trucada el temita pasaría de castaño oscuro, porque ¿que cabría esperar de un portavoz que admite tamaña felonía? Da igual, hemos de confiar en la bondad de nuestros gobernantes, en que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario, pero el trucaje de las fotos en política es algo normal en la historia más reciente.

El asunto sería menos grave si fuera un posado con la eventual participación, lógicamente, del presidente del Gobierno. Se habría quedado parado esperando la indicación del fotógrafo (deberíamos saber la identidad) para, a su señal, iniciar el paso. Dicen algunos en la red que eso explicaría su extraña postura al correr. En ese caso no pasaría nada, solo que no deja de ser un pequeño montaje. Independientemente del riesgo que supone hacerlo en la playa, que puede entrañar lesiones por lo que muy pocos profesionales del deporte lo recomiendan (otra cosa es el paseo relajado).



Hace algunos meses, Manolo Barriopedro, uno de los mejores responsables de fotográfía que ha tenido la agencia EFE me descubrió una foto trucada. Son estas dos fotos, hechas en la década de los ochenta, con motivo de la reunión de Gorbachov con Felipe González. La primera fue entregada en mano a Barriopedro por el fotógrafo oficial, de la agencia TASS, Yuri Luzinov. La misma (busquen detalles) fue publicada al día siguiente por el diario PRAVDA. Ni hay mancha, ni tampoco periodistas. Entre ellos desapareció el propio Barriopedro que guardó los dos originales.


También fue hilarante el uso que, del Photoshop hicieron, al parecer, en la Junta de Andalucía con una foto del alcalde, Francisco de la Torre (PP) con motivo de un acto oficial con el presidente de la Junta y secretario general del PSOE andaluz, Manuel Chaves. Hizo correr ríos de tinta. Sobre todo porque sobraba una mano al quitar al alcalde (primero por la derecha).

Hace pocos días, fueron noticia dos fotos de Franco y Hitler. Fueron distribuidas en España el 23 de octubre de 1940 y se han encontrado en los archivos de EFE, durante las labores de digitalización. En una de ellas, sobre la imagen original de la estación de Hendaya, de la que se conserva el negativo y en el que el andén está vacío, aparecen literalmente "pegadas" sobre él las figuras de Franco y de Hitler, junto con la de un militar alemán. Pero Franco apareció en una de ellas con los ojos cerrados (imagínense el agobio del fotógrafo al descubrir su mala suerte). En realidad no se falsea el hecho histórico, solo se repara en cierta forma para que el dictador español no saliera mal parado. Pero no es verdad.


Con todo, la mayor leyenda urbana en la red es la del primer viaje del hombre a La Luna. ¿Estuvieron allí los astronautas? ¿O todo se hizo en un inmenso decorado cinematógrafico? La propia NASA ha tenido que intervenir para aclarar muchos aspectos de esta leyenda, lo que ha generado más dudas que certezas al respecto.