15 feb. 2011

Siempre lo he pensado...



Un día gris pero lleno de ilusiones, también de recuerdos de tantas cosas. Tengo un pellizco en el corazón, siento tanta rabia por todos esos que se han quedado sin los 426 euros. Esta noche hablaba con una empresaria, horrorizada como yo por lo que está pasando. De verdad que no tendré piedad con aquellos que, teniendo responsabilidades políticas, no las ejerzan. Se trata de las personas, del empleo, de tirar palante pero sin llevarse a los más humildes por medio. Me han contado la conclusión del 'gran' banquero Braulio Medel anoche en Cádiz. Para mearse y no echar gota. Menudo panorama pintó.

Será la edad, la fuerza de algunas llamadas y conversaciones de hoy, algunas reflexiones valientes. De verdad, me gustaría que sintiérais como yo hoy. En el coche, sin rumbo concreto, buscando el sol de invierno, doce grados, nubes rindiéndose al atardecer, música de Pablo Alborán en el mp3. De pronto, de tu mano, habría querido escapar, pero no, nada de huir, hay tanto por hacer hoy, aquí, con vosotros. Como siempre. No tengo ganas de escribir más y me da igual el contador del blog. Te lo puedes creer.

Una cita para el finde

Comparaciones odiosas

Las comparaciones son odiosas. Veamos. La ejecutiva provincial del PSOE no ha impuesto lista alguna ni candidatos en la agrupación socialista de Cádiz, donde su candidata -Marta Meléndez, con muchas menos expectativas de triunfo que Pilar Sánchez en Jerez- ha gozado de plena libertad y no ha integrado a personas de gran relieve y valía en su partido, pero críticas con su dirección. 

El PP no puede aprovechar ahora estas diferencias en el proceso de negociación de la candidatura socialista jerezana, entre otras cosas porque en las filas populares también cuecen habas. En Jerez, donde nada se sabe de la lista aún y en Valencia, donde Francisco Camps -el de los trajes- se autoproclamó ayer candidato a la presidencia del gobierno sin contar con Rajoy ni esperar a su decisión, al dedo de Génova.

A mal tiempo buena cara, hoy caen chuzos de punta para todos y todas, pero más aún para aquellos que se quedarán sin esos 426 euros básicos no ya para vivir, sino para sobrevivir. Sinceramente, que decidan lo que quieran, unos y otros, pero que se pongan ya manos a la obra. Y que se respeten los estatutos en cada partido. Los que estamos en alerta amarilla somos los ciudadanos y ciudadanas. Esperemos no llegar a la alerta roja. Por cierto, hoy a las 10 de la noche hay un apagón en toda España. Se trata de protestar...

Buenos días, y buena suerte
Pepe Contreras