9 jul. 2007

Casi el 90 por ciento, a favor del acuerdo de Sevilla



Casi el 90 por ciento de los votos, según fuentes de CCOO, emitidos por la plantilla de DELPHI durante la asamblea de hoy son SI, a favor del "acuerdo de Sevilla". El 89,4 de los votantes (1.265) ha dicho sí. Tibias críticas de IU-CA, dudas razonables del PP, alabanzas de UGT y los trabajadores que, el día 31, estarán en la calle, algunos recolocados ya (se han buscado la vida ya unos 200) y la mayoría a la espera de que la Junta cuaje la faena. En el coso hay expectación. Recomiendo leer el análisis de Kaos en la red, fueron los que denunciaron -tal como adelanté en El Mundo en su momento- los brutales despidos en Delphi Packard Tánger.


"Mientras, los trabajadores y la sociedad gaditana estuvieron en la calle: manifestaciones de más de 50.000 personas, una huelga general total en los trece municipios de la bahía, la marcha a Sevilla desde Puerto Real, las mujeres movilizadas… Mientras existió poder ciudadano y social, el conflicto apuntaba a una solución muy digna para la bahía. Terminadas las elecciones, hecha la foto con Zapatero y el Comité de Delphi, desmovilizada la sociedad civil gaditana, encerrados los trabajadores en la empresa (secuestrados sindical y políticamente), el conflicto se cierra con 120 millones para indemnizaciones (45 días año por trabajador con tope de 200.000 €), 200 millones de euros para pagar a proveedores y entrega de los activos valorados en unos 160 millones de euros. Delphi cierra y se va, pero lo novedoso es que los trabajadores, la sociedad gaditana, han conseguido los activos. Veremos ahora las promesas. Seguramente no habrá empleo para todos y menos en las condiciones existentes en Delphi, pero algo tenemos que aprender de esto y es, sencillamente, que cuando los trabajadores y la sociedad civil se movilizan, los políticos y los empresarios ven limitada su libertad y los de abajo ganamos en cuotas de ésta. Si el conflicto no hubiera parado, si la sociedad gaditana, sus sindicatos, sus organizaciones sociales, hubiéramos sido capaces de dar un “arreón”, la batalla contra esta globalización sin escrúpulos, sin libertad y sin derechos hubiera tenido un resultado casi ejemplar".


Se casa con su guardaespaldas

Lo cuentan hoy los compañeros de PERIODISTA DIGITAL en su CORAZÓN DE BLOG: La ex ministra de Cultura, Carmen Calvo, se casa con su ex guardaespaldas:

" (PD/Agencias).- La ex ministra de Cultura Carmen Calvo, a quien Zapatero quiere colocar en el Congreso, planea casarse con su ex guardaespaldas Julián, con el que mantiene una estrecha relación desde hace más de un año. Carmen Calvo, cuya incontinencia verbal es célebre, confesó su relación con Julián hace ya tiempo, durante un almuerzo que mantuvo con la peña Primera Plana en su sede del hotel Miguel Ángel, donde recogió el premio Limón, tal y como publicó en noviembre del año pasado el diario ABC.
Lo que no había revelado es que pensara contraer matrimonio. La de la exministra y el ex guardaespalda será la tercera boda... al menos para ella. La primera pareja de Carmen Calvo fue un profesor de instituto, del que tiene una hija, al que sustituyó por un funcionario del CSIC.
Hoy planea compartir su vida con Julián quien fue relevado de su escolta a petición de la ministra para poder seguir su romance en la distancia".

Toma el dinero, corre y todos a la calle

Es la frase que, según muchos trabajadores, resume lo ocurrido con el famoso acuerdo del que todo el mundo ¿todo? está orgulloso. La web Por Andalucía Libre, que coordina el periodista jerezano Pedro de Tena, analiza con detalle y aguijones, lo que está pasando hoy.

Prisa en Delphi

Mucha Prisa tiene el Gobierno (en Madrid y en Sevilla) por "arreglar" el problema de Delphi. He leído el acta final del acuerdo alcanzado el pasado día 4 y creo que o bien muchos compañeros de la kanalla no lo han leído o, si lo han hecho, no han creído "necesario" aclarar determinados aspectos. Ellos sabrán. Mi paisano, el consejero de Empleo, Antonio Fernández, está eufórico con el acuerdo. No es para menos. Hoy, en El País, un periodista de confianza, Juan Méndez (foto de Pablito Juliá, muy cuidada), le entrevista. Me maravilla como acepta Fernández el libre mercado, la deslocalización. E insiste que no nos ha costado un solo duro todo esto. Menuda afirmación del paisano, porque sabe perfectamente que no es verdad, aunque vistas las cosas como el las ve, no ha costado nada. Hay que leer con detalle, entre líneas, los que nos dice Fernández. El acuerdo tiene aristas, escollos, obstáculos y requisitos que la Junta ha de cumplir. Al tiempo, pero si todo sale bien, genial. Pero hay una historia oculta, de personas con nombres y apellidos conocidos que han engrasado la maquinaria y que permanecen, de momento, en el anonimato. Los de IU más calladitos que de costumbre (cozaz del pacto) y hasta Barroso (la de barbaridades que ha dicho este hombre del PSOE, algunas a mí que me dejaron perplejo) anda mú tranquilo el hombre.
Pobres trabajadores, el acuerdo que ahora mismo votan dicen que es el mejor que podía haberse alcanzado. Puede que sea así. Por cierto, los servicios técnicos de la Consejería de Innovación en Cádiz han valoradolos activos en 160 millones de euros. Me cuentan, desde dentro, los que saben, que menos lobos caperucita... Mi colega Antonio Yélamo (pronto dejarás de tener al chupóptero al lado, vuelve a su tierra), escribe también en el diario prisaico que Delphi no se va de rositas. Faltaría menos, se va pagando lo que tiene que pagar y obteniendo un compromiso por escrito que le blinda ante cualquier demanda futura que le pudieran interponer CCOO, UGT, CGT, USO y la propia Junta de Andalucía. ¿Dónde está el resultado de las denuncias sobre transferencia de maquinaria y tecnología a otros centros?
Os dejo la web donde poder leer todo lo que no han publicado los medios este fin de semana:
http://www.delphinosecierra.org/ (buscar "comunicados" y luego el acta final).

Live Earth, y España ¿qué?

Mucho ir a las conferencias de Al Gore (Felipe González a Málaga), presumir de progres y gritar contra la guerra de Irak, darnos en las narices con la homosexualidad galopante a todas horas (menudo lobby sectario), recordarnos sus muertos y los nuestros (lo siento si suena mal), crear sesudos grupos de trabajo contra el cambio climático, y poner ministros más rojillos a ver si cuela ocho meses antes de las elecciones, pero he echado de menos que uno de los grandes conciertos de Live Earth fuera en Madrid, en Barcelona o en Sevilla. Joder, qué panda. No han estado ágiles. Normal, no están en lo que deben estar. ¿Y los pancarteros? ¿Esto del cambio climático no les interesa? Claro, coño, por eso no dan subvenciones. Será eso, es que estoy tonto.


Moraleda, mira la web