29 mar. 2010

El lujo de Cádiz

Es su playa. Vivir en Cádiz y no disfrutar de la playa a diario es un pecado grave. Trabajar en esa ciudad e ignorarla es despreciar un lujo que, en cambio, sí aprecian los gaditanos y gaditanas. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, acompañada por el concejal delegado de Playas, Santiago Posadas, y por técnicos del Área de Medio Ambiente, ha visitado esta mañana las playas gaditanas que se han acondicionado de emergencia para su uso durante la Semana Santa.
La primera edil ha constatado la ausencia de perfiles tras las labores de las máquinas de la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento como las de Costas, estas últimas incorporadas a estos trabajos a mediados de la semana pasada. Una vez pase la Semana Santa, se reanudarán los trabajos para reperfilar el resto de tramos de playa y posibilitar así el montaje de los módulos y del resto de infraestructuras necesarias, como las torres de vigilancia, las zonas balizadas, las pasarelas, sombrillas y hamacas o los chiringuitos.
Mientras tanto, el Ayuntamiento de Cádiz continúa trabajando en la adecuación de los módulos dañados por las inundaciones provocadas por las lluvias y que dañaron sistemas eléctricos y mobiliario, entre otros materiales. “Nuestra preocupación es constante y por ello estamos haciendo un seguimiento y evaluación de la situación de las playas prácticamente a diario, porque estamos convencidos de que son un bien precioso de esta ciudad, un tesoro medioambiental compatible con el uso y disfrute de los ciudadanos y también un importantísimo recurso turístico, y por todo ello tenemos que estar velando y trabajando por que su estado sea el óptimo”, ha declarado Martínez. Por ello, “una vez pase la Semana Santa, y de acuerdo a lo hablado con Costas, volveremos a reanudar los trabajos de manera conjunta para que nuestras playas estén en perfecto estado de revista”, sin olvidar “que la regeneración de arena es también necesaria”.

Jerez toca Bola


La recuperación del Rancho de la Bola es la mejor noticia medioambiental y política de hoy. La ministra de Defensa, Carme Chacón, y la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, han anunciado la próxima firma de un convenio de colaboración entre este Ministerio y el Ayuntamiento de Jerez para la cesión y custodia del Rancho de la Bola, lo que da respuesta a una demanda histórica de la ciudad en cuya resolución “venimos trabajando intensamente con el Ministerio desde hace tiempo”, dijo hoy la regidora jerezana. La cesión de estos terrenos (una antigua instalación militar ya en desuso) permitirá la creación de un gran parque periurbano de uso público y de un equipamiento medioambiental “de primer orden para la ciudad”.
La ministra de Defensa se ha desplazado hasta el Cortijo de Vicos de Jerez para firmar tres convenios de conservación de especies con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, en uno de los cuales, el que contempla medidas para el ibis eremita, colabora el Ayuntamiento; y posteriormente, se ha trasladado al Ayuntamiento donde ha saludado a la Corporación Municipal y ha firmado en el Libero de Honor de la Ciudad.
Mediante el convenio de cesión y custodia que se firmará en fechas próximas el control público del Rancho de la Bola “pasará al ámbito municipal, lo que nos permitirá contar con una parcela de uso y disfrute para los ciudadanos. La ministra ha expresado de forma clara y contundente algo en lo que venimos trabajando desde hace tiempo con el Ministerio, y concretamente con la Directora General de Infraestructura, Mónica Melle, con quien estamos abordando el documento que vamos a firmar y que ya está prácticamente cerrado”.
La alcaldesa ha avanzado que desde la Delegación de Urbanismo se va a realizar una inspección para comprobar el estado en que se encuentran las edificaciones existentes en el Rancho de la Bola. Según ha afirmado, la firma del convenio de uso y custodia será el “preámbulo” de la enajenación definitiva de esos terrenos, que se llevará a cabo por sistema de compensación, por lo que no supondrá un gran impacto económico para la ciudad, según ha señalado. También ha anunciado que se está avanzando en los últimos trámites con Defensa para el desarrollo de los suelos de Garrapilos, y que el nuevo Plan General ya contempla que una parte de estos suelos se destine a la construcción de viviendas, otra para actividades económicas, y para zonas verdes, “lo que va a tener una importancia capital para el desarrollo de La Barca de la Florida”.
La alcaldesa ha adelantado que los terrenos del Rancho de la Bola, muy cercanos al río, de destinarían a la creación de un gran parque periurbano de uso público, y que se mantienen conversaciones con Renfe para comunicar la vía verde que se ha desafectado en la zona de EL Portal con el Rancho de la Bola y el río, con lo que tendríamos un equipamiento medioambiental de primer orden para la ciudad”.


'Diligencias 275/08'


Caso Gürtel es el nombre dado a la investigación instruida por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en febrero de 2009, cuyo fin es desentrañar una presunta red de corrupción vinculada al Partido Popular y encabezada por el empresario Francisco Correa, cuyo apellido, traducido al alemán (Gürtel es cinturón, parecido en significado a Gurt, correa), da nombre al caso.
(Más en la Wiki). Pues bien, ¿puede todo esto terminar afectando a Jerez? No lo sabemos con certeza, pero muy pronto parece que se levantará todo el secreto del sumario, posiblemente después de Semana Santa.
Dicen que el aparato mediático habitual ya está alertado para la ofensiva, que persiguiría frenar las euforias del PP en Madrid y Sevilla. Habrá que hacerse pronto con las Diligencias 275/80, más que nada por verificar si rozan o no a la política jerezana. Políticos y técnicos tendrían que declarar. Ahora bien, todo puede quedar en agua de borrajas con lo que tocaría pedir disculpas a quienes trataron de enfangar el ambiente. Por cierto, que hay quien busca aún -por su tremendo valor llegado el momento- una nota de prensa no emitida desde los ordenadores del gabinete de prensa y no enviada a todos los medios, en la que se hacen afirmaciones ciertamente osadas, comprometidas y peligrosas. Interesante.