7 ene. 2008

Eva Díaz, casi pero da igual

Eva Díaz Pérez, amén de ser una excelente escritora y una columnista (en El Mundo de Andalucía) agradable de leer pero que no duda en aguijonear al más despreciable, casi gana el Premio Nadal con una novela donde cuenta cómo una historiadora encuentra en la Filmoteca Nacional el diario de uno de los componentes del Club de la Memoria, un grupo de jóvenes escritores y autores que durante la II República participaron en las misiones pedagógicas para educar al pueblo español y que luego se vieron abocados al exilio. Eva Díaz (Sevilla, 1971) dijo estar "muy interesada" en la historia y esta novela reconstruye desde el presente ese período, que "no se conoce mucho, pero que fue un episodio valiente, llevando la cultura a los pueblos". "Me interesa también el tema del exilio y la tragedia del desterrado" en este "país memoricida", añadió, subrayando la "necesidad" de rescatar el pasado. La sevillana se muestra interesada como persona joven por el tema del exilio: "hay una memoria dispersa y una tragedia olvidada". Ella misma ha tenido dificultades para documentarse para escribir la novela. Casi lo consigues Eva, pero da igual, la verdad. Eres nuestra ganadora.

El discurso de Obama, a tomar nota paisanos...

No hay, de momento, este espíritu, esta capacidad e ilusionar entre los grandes candidatos españoles a la presidencia del Gobierno. Obama, de acceder a la presidencia si nada o nadie lo impide, parece que traerá aire fresco a la política mundial. Y falta hace. ZP, Rajoy, a tomar nota paisanos... "Gracias, Iowa. Dijeron que este día no llegaría nunca. Dijeron que nuestras expectativas eran demasiado elevadas. Dijeron que este país estaba demasiado dividido, demasiado desilusionado para unirse en torno a un propósito común. Sin embargo, en esta noche de enero - en este momento definitorio de la historia-, habéis hecho lo que los cínicos decían que no podríamos hacer. Lo que el estado de Nueva Hampshire puede hacer dentro de cinco días. Lo que Estados Unidos puede hacer en este Año Nuevo del 2008". La Vanguardia lo destaca hoy
El escritor Mario Vargas Llosa resume lo que significa Obama en un reciente artículo: "Por eso, aunque ha padecido crisis profundas, como el crash del 29 o la era de McCarthy y la caza de brujas, Estados Unidos no ha tenido nunca dictadores y su democracia se ha autorregenerado cada vez, con ayuda de líderes sanos, idealistas e incorruptibles. Ya era hora de que una de estas figuras renovadoras de la democracia americana fuera un joven de piel oscura, salido de uno de esos bolsones sociales deprimidos y conflictivos de la sociedad, al que el sistema permitió, pese a sus taras, superar la adversidad, salir adelante y dedicar su vida a luchar para que otros millones de norteamericanos desfavorecidos pudieran seguir su ejemplo".