16 may. 2014

No, por favor


No me gusta la deriva de la campaña de las elecciones europeas, tampoco esa mala costumbre de reabrir las viejas heridas (me quedo pasmado con el tuit de IU) por unos y por otros. Me toca las narices esa manía que tienen los que, al parecer, expiden carnés de demócratas de toda la vida, los que te la perdonan y los que te la joden a diario a un lado y otro del espectro político. Del debate solo digo que me da que Arias hizo caso de los asesores del partido, que no lo conocen bien, y se ha notado. Rodeado de papeles, apabullando con los datos, vestido de oscuro señor, cuanto despropósito, y esos micrófonos que tanto ruido generaban, esas reglas del debate tan rancias. Yo habría dejado a Miguel y Elena en libertad, hablando como se supone que son: europeos. Arias a veces se mete en unos berenjenales del copón sin necesidad. Y eso que las mujeres han jugado papeles clave en sus equipos, tanto que al final quien más ha hecho porque Isabel García Tejerina fuera ministra ha sido el propio Arias, todo un sarcasmo que ahora le arreen estopa por machista y esas cosas. Buenas noches y buena suerte a casi todos...
(Picar en la foto para ver el tuit...)

El peso de la mujer en Europa