6 oct. 2008

¿Corralito español? Seamos prudentes


Hay que tener confianza, pero ser prudentes. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibe en el Palacio de la Moncloa a directivos de seis grandes entidades financieras con el fin de analizar la situación económica, según fuentes de la Presidencia del Gobierno. No tenemos más remedio que creerlo así. Hay que confiar, no desatar las alarmas antes de tiempo. La decisión unilateral de Alemania al garantizar los depósitos llama la atención. El ex presidente Felipe González dice que las cosas que se están oyendo “le aterran” sobre todo eso de volver a la senda del éxito “porque es volver a la misma senda para tener el mismo resultado después” (Viñeta del blog Canalsu) Leer el resto de esta entrada »

Cuestión de género y unidad

Al parecer, Lalia González Santiago, directora de La Voz de Cádiz, ha recibido hoy la visita en su despacho de la candidata a la secretaría general del PSOE de la capital, Blanca Flores Cueto, que se ha sentido maltratada, mediáticamente, en el periódico que dirige Lalia. De forma doble, primero en un editorial de la directora y segundo en un artículo de opinión de una ex redactora-colaboradora y ahora trabajadora de Onda Cádiz TV, donde se entra -a juicio de Blanca- en el terreno de su reputación profesional. Sorprende dicho trato máxime tratándose de mujeres con responsabilidades profesionales de alcance que opinan sobre una mujer que las tiene -en su cargo en Educación- y que las quiere tener -en su partido- por lo que Blanca debería haber encontrado mayor eco y comprensión si cabe. Lo que Francisco Piniella y Blanca Flores deberían hacer es unir hoy sus fuerzas, demostrar que realmente les preocupa la renovación, y dar una sorpresa democrática en la asamblea del PSOE gaditano prevista para el día 9. Y que sea lo que el militante quiera, porque Dios siempre lo hace. La Crónica del Doce del Diario es muy despreciativa. Todo destila un clientelismo barato, de compensación no pedida de favores, innecesario, o no. La realidad es que la candidata Flores ha destapado la Caja de Pandora de los intereses cruzados entre periodistas, sus empresas y el poder anunciante y establecido. Es la pura verdad, duela a quien duela. Ah, y ojito con las gargantas profundas, donde las dan las toman.

Digestión pesada

La foto del vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, y el consejero de Empleo, Antonio Fernández, almorzando en el Bar Juanito se le ha indigestado a muchos por el significado que tiene. Pizarro venía a un entierro, el de José Antonio Regordán -según fuentes del propio partido- y poco más, pero se podía haber pasado por el congreso local del PSOE. Pero, más que Pizarro, quien debía haber asistido era el secretario general provincial del PSOE, Francisco González Cabaña. Eugenio Camacho ha reunido hoy en Radio Jerez a Paco Benavent, Salvador León y José Berasaluce, presentándolos como representantes de tres "familias", cuestión que estos no han negado, lo que sorprende. Este último ha resaltado el "esfuerzo de integración" por parte de Pilar Sánchez. Berasaluce iba en la lista de Paco Benavent hace cuatro años. Quien no ha estado fino en su 'despedida' tras el resultado ha sido Paco Aguilar. Lo suyo, insisto, es reconocer el éxito, estrechar la mano de la alcaldesa y ahora, tras el resultado, reenfocar su actividad política. Pero cada uno es libre de hacer lo que quiera y sufre o se beneficia de sus actos. Aunque una cosa es cierta, Paco no ha perdido su prosa, que muchos recordarán de aquellos tiempos gloriosos del Diario de Jerez. Paco dice al final: "Porque una semana dedicado a la política, quieras que no, deja huella, también diré que la candidatura que comandé, la radicalmente perdedora y que no obstante fue capaz de recabar un 13 % de los votos, también ganó, y que a la nueva Ejecutiva se suman votos de Blanca, de Fernández y de Mámen, esto es, de Cabañas, de Chaves y de Zapatero y que, quién sabe si por ello, Jerez aparece en los Presupuestos Generales del Estado de 2010". ¿Una semana dedicado a la política? Pues si quizás le hubiera dedicado algunos meses otro gallo le habría cantado ¿no?