23 oct. 2007

¿Fotos incómodas para Rajoy?


Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, del PP, no necesita ser preguntado sobre Al Gore y su Alianza contra el Cambio Climático, porque el pasado mes de febrero Al Gore consiguió reunir en Madrid, en un encuentro patrocinado por el Ayuntamiento, a más de 1.500 personas para escuchar su mensaje en defensa del medio ambiente. Apoyado por representantes de todas las administraciones públicas, alcaldes y técnicos de más de 100 ayuntamientos, miembros de la comunidad científica y empresarios, el que fuera vicepresidente de Estados Unidos durante la administración Clinton consiguió transmitir la urgencia por encontrar soluciones a lo que define como "el mayor problema actual de la humanidad". Alli se vieron caras conocidas pero, sobre todo, la sintonía de Ruiz Gallardón con Gore. Pasen y vean...

Y Al Gore entró en escena


Al Gore, el 45 vicepresidente de los Estados Unidos, Premio Nobel de la Paz, e impulsor del proyecto Cambio Climático, ha irrumpido con gran estruendo en España gracias a ... Rajoy. ¿Quién diablos asesora al candidato del PP a la presidencia del Gobierno ? Porque no se puede cometer un error tan grave, con el patio ariendo, como el comentario de Rajoy sobre unas declaraciones de su primo, José Javier Brey, físico y docente de la Universidad de Sevilla. Es como si los enemigos de Rajoy se hubieran colado en su ejecutiva para, como tapados, procurar que de vez cuando meta la pata y, de paso, amortigue asuntos tran flagrantes como el déficit de las estructuras en Cataluña, con un AVE que tarda más en llegar que el ferrobús de El Cuervo (los que sean del Sur saben a qué me refiero) y una ministra prepotente y caótica como Magdalena Álvarez. Rajoy necesita sentido común, un equipo que le permita actuar YA como un presidente del Gobierno ¿Lo tiene? Está claro que lo del cambio climático es una realidad, yo lo sé, ustedes lo saben, y Rajoy lo sabe, pero de ahí a querecer hacerle ver como el "primo de las petroleras" como dice un sectario de IU de la Cataluña excluyente, hay un abismo. La comunicación de Rajoy es un desastre, al menos en este asunto. ¿Pero y el candidato va por libre? Me lo han soplado hoy.