7 abr. 2014

Demasiada presión...


Demasiada presión a nuestro alrededor. Mira que intento mantener el tono, el optimismo, pero las noticias que me llegan desde todos los frentes no confirman eso de la recuperación económica. Al presidente del Gobierno Mariano Rajoy le falta darle un toque de atención, contundente, a quienes se han salvado de la crisis: los bancos. Y con ingentes recursos orientados a sanear sus cuentas, tras una pésima gestión por parte de algunos personajes que están tardando demasiado en dar con sus huesos en la cárcel.
Por eso, ante las próximas elecciones municipales habrá que estudiar con lupa los programas electorales de todos los partidos. Será -debería ser- muy complicado vender milongas, proyectos faraónicos, cifras imposibles de cumplir, porque vamos a escudriñar cada documento, a grabar puntualmente las promesas. No jueguen con la economía, con las cosas de comer no se juega y con la buena gente tampoco. Hay quien se está pasando de la raya roja...