13 abr. 2009

Moreno & Griñán ¿tanto monta?


Ya tiene todas las 'bendiciones'. El Comité Director del PSOE-A, máximo órgano entre congresos de la organización socialista, acordó hoy aquí en Sevilla proponer por unanimidad al actual vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Economía y Hacienda en funciones, José Antonio Griñán, como candidato a la Presidencia andaluza, ratificando así lo aprobado el pasado miércoles por la Comisión Ejecutiva Regional del partido, a propuesta del secretario general, Manuel Chaves, que ha dejado el cargo de jefe del Ejecutivo para asumir la responsabilidad de vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial. Nada nuevo bajo el sol, hasta que Griñán asuma las riendas del Ejecutivo andaluz, donde tendrá plena libertad para hacer y deshacer. En el baile de nombres aparecen con fuerza el del vicesecretario del PSOE-A, Luis Pizarro, que se ocuparía del área de Presidencia y además controlaría el partido. Una de las personas llamadas a jugar un papel importante en el próximo Ejecutivo es Carmen Martínez Aguayo, que puede pasar viceconsejera de Economía a convertirse en la nueva titular. Otros nombres que se están barajando son el de Antonio Avila o Josefina Cruz, que también podrían incorporarse al Gobierno. Eso cuenta el diario Córdoba.


Aplazadas las elecciones de la APJ, tras el fallecimiento de Juan Andrés García



La presidenta en funciones de la Asociación de la Prensa de Jerez, Eva Nicasio, ha decidido aplazar unos días las elecciones previstas para hoy, 13 de abril, que no se han celebrado en esta jornada como señal inequívoca de luto y pesar por la muerte del muy querido periodista jerezano Juan Andrés García Rincón
La comisión permanente compuesta por la propia Eva Nicasio, el vicepresidente en funciones, Esteban Fernández y la secretaria, Isabel Noci se reunirá en breve para fijar una nueva fecha en la que celebrar los comicios tras la tremenda conmoción que ha supuesto para todos perder a Juan Andrés García Rincón, que fue miembro de la junta directiva. 
Ha sido, y es, una jornada muy dura para todos nosotros. Esta mañana, en el Tanatorio de Jerez, nos hemos visto las caras todos, derrotados por la pena y haciendo votos por mejorar nuestras vidas ante el triste desenlace. Y deseo, de todo corazón, que así sea, porque son los que tenemos más cerca quienes más sufren por todo lo que hacemos a diario. Es a ellos a quienes nos debemos, por encima de esta profesión, tan denostada en estos tiempos de crisis. Por el Tanatorio han pasado representantes de todas las fuerzas políticas y sociales de la ciudad, personajes que han desfilado por La Hora de Jerez, el programa que presentaba Juan Andrés García todos los días en Canal Sur Jerez. 
El colectivo de compañeros de Canal Sur, visiblemente afectados por el súbito fallecimiento de Juan Andrés, ha comprobado el gran cariño que todos le teníamos. En mi caso, mucho, porque siempre nos tratamos con respeto, y admiración mutua. Me ha tocado mucho todo esto, en mi corazón, en mi alma, pero no en mi forma de ver la vida y las cosas. Sigo pensando que hay que apartar de nuestro lado a quienes nos hacen daño, ignorar a los vampiros emocionales que nos rodean y, si no hay más remedio, denunciar la maldad con todas nuestras fuerzas. Alguien tiene que hacer ese trabajo. 
Nada se ha escrito de los cobardes y Juan Andrés era de los buenos, un periodista de raza, con criterio y fuerza a la hora de exponer los asuntos, nervioso como un flan minutos antes de salir a antena, queriendo hablar de todo y de todos con propiedad. Anoche hablé con Fernando García, compañero suyo en Canal Sur. Juan Andrés le sustituyó en La Hora de Jerez. Me contó los planes que tenía, sus ilusiones, siempre con ganas de emprender, de crear nuevas propuestas. No voy a cansaros con más sobre este desgraciado episodio que ha ensombrecido un lunes con tintes de regreso. 
Pedro Rollán me lo ha resumido hoy: "Pepe, éste era de los buenos, de los que nunca hizo nada malo a nadie". Y tanto Pedro, de esos hay muchos, tú lo sabes amigo mío. Mi más sentido pésame a la familia, y a Esteban Fernández, su otro 'hermano' del alma, que ha sabido estar a la altura exigida en estas horas terribles, ayudando a la familia y atendiendo a todos.  Juan Andrés debe estar frotándose las manos allá en el Cielo, preguntando "¿y ahora qué hacemos?", consciente de que este trabajo nuestro nunca se acaba. Allá arriba se habrá enterado de lo mucho le queríamos. Y que no es de boquilla, que las lágrimas de hoy eran de verdad de la buena, que nos duele mucho haberle perdido. Dediquémosle hoy un pensamiento, un ratito de reflexión, desnudemos nuestras almas para que nos vea como somos en realidad. Y demos gracias a Dios, por dejarnos seguir haciendo lo que más nos gusta. (En la foto, Esteban Fernández, David Gallardo y Juan Andrés García).