4 mar. 2016

Apaga la luz

La revolución digital transforma EL PAÍS


El futuro no es digital, es el presente. Antonio Caño, director de EL PAÍS, lo explica en una carta abierta a sus periodistas y a los lectores. Pronto los cambios se extenderán como la pólvora a otros medios. Los editores que piensan en papel se quedan solos. Me acuerdo, en esta madrugada de aquellos tiempos heroicos en Diario 16 Andalucía, cuando en la redacción me asignaron un Bondwell de doble disquetera y módem a 1.200 baudios. Me alegro tanto de aquello...Y de en 2005 abrir un blog que aquí sigue, testigo de una década de noticias, humilde, valiente y espacio de libertad. Dice Antonio Caño:

Será una redacción sin despachos, abierta a la colaboración y al intercambio de ideas, en la que los equipos se entremezclarán para construir nuevas historias. A partir de ahora, en el corazón de la planta principal se instalará un moderno espacio abierto dedicado a la creación y coordinación de información y a su distribución en los diferentes canales. El centro de esa redacción contará con un moderno puente de mando, en el que habrá perfiles periodísticos, de desarrollo tecnológico, de edición gráfica y de vídeo, de diseño, de producción, de medición de audiencias, de redes sociales, de SEO y de control de calidad. Desde allí se crearán nuevas narrativas y nuevas formas de comunicar que seguirán manteniendo a este diario en la vanguardia del periodismo global.

¿Qué deben hacer PP y Podemos?


Interesante la aportación que hace hoy Metroscopia para que se disipe la niebla política: 

"Entre el conjunto de la ciudadanía, predominan de forma clara los partidarios de que en la sesión de investidura de hoy viernes PP y Podemos hagan posible la investidura de Pedro Sánchez, absteniéndose o, incluso, votando a favor. Entre los votantes del PP, casi un tercio (29%) consideran que ese debe ser hoy el comportamiento de su partido. Entre los de Podemos, un porcentaje algo superior (39%) piensan lo mismo en el caso del suyo".



Reflexión de madrugada