31 dic. 2010

Un año para no olvidar



No hay error en el titular. 2010 es un año para no olvidar. Piensen. De verdad, ha sido horrible, pero así es la vida. La crisis en cualquier caso nos lleva a replantearnos todo, y a estar más cerca de quienes lo pasan mal. En eso emplearé una parte de mi tiempo en 2011. No queda otra. Y eso se puede hacer desde esta profesión más que desde otras, ya lo irán viendo. Ayer hablaba con políticos de distinto signo, y técnicos de confianza, para llegar a la conclusión de que nunca, en la historia del PSOE, se han comunicado peor las cosas que en estos momentos. Increíble. Sobre todo porque los socialistas tienen recursos ingentes, sobrados para comunicar. Los diputados Rafael Román (PSOE) y Aurelio Sánchez (PP)  hacen balance en el programa Buenos Días, de OC (Ver). El déficit tarifario, las subidas de impuestos, bajo el prisma de nuestros diputados