21 feb. 2007

Elena Salgado, desautorizada

Admitan que no les cae mal Elena Salgado, la ministra de Sanidad. Es como la mamá cariñosa e intransigente que nos da consejos que nunca seguimos. ZP la acaba de dejar a la altura del betún, tras anunciar el Gobierno que ha decidido suspender la tramitación de la llamada Ley del Alcohol que promulgaba, con el objeto de evitar la confrontación que se había creado tras romperse ayer mismo el diálogo entre este Ministerio y el sector bodeguero y ante las consecuencias que podría tener en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

No es serio



Acabo de ver la promoción de los esqueletos de La Voz de Cádiz. Comprendo que hay que vender periódicos y que el grupo Vocento anda a muerte (uy, perdón) en su lucha contra el Grupo Joly, pero ir regalando los huesos de un esqueleto... Una idea de muerte o de educación para la salud. No sé ustedes pero a mí me va dar un poco de yuyu eso de comprar La Voz el domingo y que me regalen un fémur, si fuera un buen hueso de jamón para el puchero, mira, la cosa tendría su gracia. Claro está que igual los creativos me mandan un guiño con eso del carnaval, pero esto no es serio. Puestos a comentar, más me gusta lo de las agrupaciones ilegales en el Pópulo, también iniciativa del periódico de Vocento en la provincia. Amoscuchá