10 ago. 2008

Pacto por Chiclana (¿y 6?): Pedro Valderas interviene

Los tres comparecerán mañana lunes en la sede de la Asociación de la Prensa de Cádiz, para analizar "la situación política de IU en Chiclana". Pues yo se la resumo en una expresión: "Está en la UCI", porque no se puede calificar de otra forma el estado moribundo de una coalición de izquierdas -ahora bajo el dominicio creciente del PCE- que no ha hecho otra cosa que actuar de socio, comparsa en ocasiones y amigo útil del PSOE en muchas poblaciones españolas. Excepto en Chiclana, donde a Valderas se le llenó la boca de calificativos que ahora pesan mucho. Y las palabras no se las puede llevar el viento sin más. Mañana lunes, el coordinador regional de IU-CA, Diego Valderas, el parlamentario andaluz Ignacio García y la concejala expulsada del grupo municipal de IU en Chiclana, no adscrita, Nadine Fernández, comparecen juntos para componer la imagen que la coalición quiere dar, de unidad, de cohesión. Esta semana, al parecer, José Pedro Butrón y algunas personas más, comparecerán en rueda de prensa (no se sabe el día) para salir al paso de la grave situación política creada en Chiclana (objeto hoy de análisis, aunque no muy profundo pero clarito, en Diario de Cádiz). Butrón mantiene líneas de contacto alternativas con representantes de ejecutivas de partidos, que están recibiendo una información nítida -y más en la próxima semana- de aspectos de la crisis que no conocía. De otro lado, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz -que no logra tener sus vacaciones en paz- no se ha detenido ni un segundo y anda consolidando la estructura del cuatripartito que, posiblemente, proceda en breve a un reajuste leve de sus delegaciones. Los movimientos en todos los partidos son intensos aunque no trasciendan. Lo que Valderas no sabe es que el asunto del transfuguismo puede que le estalle sin remedio en toda Andalucía. El tema forma parte de la ponencia de la próxima Asamblea Regional del Consejo Andaluz IU-CA, donde no cuenta por cierto con tantos apoyos como él espera. Chiclana, cualquiera lo sabe, tiene una potente clave regional. Y nacional, por todo lo que entraña. El PSOE la va a recuperar, pero la composición de ese futuro equipo bicolor de gobierno nadie la sabe, ni siquiera los socialistas. El puzzle de Chiclana, como lo califica el perio es un galimatías, pero si Butrón juega bien sus cartas, no habrá novedades hasta 2011. El tablero es sumamente complicado. La información es la clave.
Pero Diego Valderas sabe que no puede actuar como está actuando en Chiclana, a no ser, claro, que le guste el modelo de partido donde las decisiones se toman de arriba a abajo, tan de moda en España. Sin embargo, analizando los documentos de la XVII ASAMBLEA ANDALUZA de IU-CA, uno se pone a pensar en lo acertado de las propuestas de Convocatoria por Andalucía (pdf), que no casan con estas actitudes. Mañana escucharemos atentamente a Valderas, García & Fernández, el trío de moda en la política provincial.