3 abr. 2007

No era un camino perdido



Granada, recuerdos a golpes de noches sin final.
Ya sé por donde andan mis adorados 091, y les voy a tratar de reunir en Jerez, su segunda tierra de adopción. Creo que este verano será necesario homenajear aquel concurso de pop y rock que unos cuantos ingenuos pusimos en marcha en Jerez. ¿Reunir a 091, Danza Invisible y otros tantos? Pues claro, para darnos cuenta que hicimos historia pese a una panda de catetos impresentables, esos que siguen medrando -incluso con ayuda de los neoprogres- en Jerez. No fue un camino perdido, ni mucho menos. He recuperado todos mis viejos discos de 091, de la movida de aquellos tiempos. Preparo una conferencia para el día 19, en la Escuela de Hostelería, a la que espero que vengáis los mejores. Se han acordado de mí Mauricio Gil Cano y Juan Diego Fernández, viejos lobos con los que ya no salgo de cacería. Espero que os guste. Como esta canción... Estos días he hablado de Pacheco. Aquel concurso de rock que nos dejó hacer fue un puntazo, Pedro. Eso estuvo bien.

Te había dicho que HOUSE es mi serie favorita estos días (pica)
Y es el sitio de CUATRO

Espartanos



(Abre otra pantalla y escucha la música)
He leído alguna crónica de estos críticos jilipollas...en fin no leáis ni una sola crítica cinematográfica sobre 300. Si no fuera por los incultos niñatos de la fila delantera, pobresitos mios...Lo habría pasado de miedo. Necesitas ver una película como esta para asumir que es posible hacer historia, pero que tiene un precio. Espectacular...no te la pierdas, quillo. Frank Miller, bestial.

Más sobre el comic
El sitio oficial de la peli

Puente sobre aguas turbulentas

Mirénlos. Extasiados ante la maquetita del segundo puente. Y no es para menos porque se trata de su principal baza electoral para las municipales en Cádiz. Es uno de los principales temas de confrontación política en la capital. Pero corren turbulentas las aguas en la bahía, ennegrecidas por la crisis de Delphi. Soy optimista por naturaleza y espero que haya una solución más o menos aceptable, que el hijo de Ana y Antonio, dentro de nueve meses, tenga a su padre trabajando aún en la fábrica. Sé que estoy un poco (¿un poco?) coñazo con el tema, pero es que creo que es una gravedad tal que no debemos bajar la guardia ni un solo momento. No dejarles respirar (a los políticos, a los ejecutivos de la multinacional, a los sindicalistas, a todo bicho viviente que tenga algo que ver).

Antoñito Fernández

Son tiempos de cambio, de reflexiones duras sobre quién y qué merece la pena las que me asaltan con mi permiso. ¿Han probado echarle el brazo por encima a un consejero de la Junta y decirle un par de cositas simpáticas sobre la realidad que nos agobia? Verán, conozco a Antonio Fernández, actual consejero de Empleo de la Junta de Andalucía desde los tiempos de González Byass, donde trabajó. Luego hemos vivido mil y una peripecias -alguna me guardo para siempre, no temas Antonio- por eso, cuando el otro día me lo encontré, traté de contarle que me preocupaba ese asuntillo de Delphi. Le agarré por el hombro y como dos viejos colegas andamos unos pasos por la terminal del aeropuerto de Jerez, hasta que noté que el paño del terno que llevaba mi primo era mejor que el mio y que le hacía maldita la gracia que un periodista de El Mundo (cielos) marchara a su lado como si tal cosa. Creánme, Fernández no es un mal tipo, un poco amnésico quizás.

Porque el consejero, a quien amigos y detractores conocemos como "el gitano" -por ese arte que tiene pa quedar bien con todo el mundo y su afición al flamenco- cayò un día en infortunio político en la Diputación. Se convirtió en un apestado, nadie quería nada con él pero, qué quieren que les diga, me gusta ir contracorriente y le eché una mano, es decir, que desde mi corresponsalía en Diario 16 Andalucía y en la SER (la de entonces, que era la buena), me preocupé de no olvidarlo, como hicieron otros. Antoñito es un intrigante, pero eso no está nada mal, es divertido. Yo mismo lo soy cuando se encarta. Pero el otro día le noté distinto, más gordo, menos ágil y no creo que vaya a solucionar el asunto de Delphi (sus dotes de clarividencia cuando recriminó a los sindicatos que no fueran tan alarmistas son conocidas).

Cuando le dije que a ver cuando me recibía (parece que solo habla para la SER) para cambiar impresiones y que me concediera una entrevista me dijo que hablara con los suyos: "Uy, eso habla con los mios..." Anda Antoñito, que a estas alturas le dijas a un viejo colega que hable con los tuyos... Con la de veces que te veo por Jerez en los lugares más corrientes. Nada Antonio, creo que la próxima vez no me acercaré, no sea que se me pegue la malaje, amigo. Y no te preocupes, que tus secretos -pocos, la verdad- siempre estarán a salvo con quien suscribe.

Acabo de escuchar a nuestra alcaldesa (la de Jerez) decir que el PGOU no se paraliza y que espera aprobarlo antes de las elecciones municipales. Pilar está armada de razones y es peligrosa para los que ya se cagan de apoyar al Xerez con el enorme. "Se paralizan los intereses de algunos..." ha dejado caer la jefa de la ciudad, que ha dado un cambio a su imagen, más seria y menos atrevida y juvenil. Por cierto, que el otro día competía en elegancia con doña Magdalena.