21 oct. 2008

Pacto por Chiclana (¿y 31?): el invento del Doctor Maligno


Dicen que estaba en horas bajas, que si tal que si cual, que se se va a quedar en Benalup para siempre, pero no, Superpaco ha vuelto a sus andadas y es genial. Lamento perderme sus ruedas de prensa porque me recuerdan los mejores tiempos del que el bautizó como "el inmatable". Eran supercalifragilísticas. El secretario provincial del PSOE de Cádiz, Francisco González Cabaña, aseguró hoy que el gobierno municipal de Chiclana -PP, PA y dos ediles de IU, uno de ellos declarado tránsfuga por la Mesa Nacional Antitransfuguismo- vive una situación "surrealista" que requiere de "cirugía política", lo que significa una moción de censura entre PSOE, PSA e IU para llevar a cabo un "gobierno de progreso" con el socialista José María Román como alcalde. Todo un invento digno del Doctor Maligno, que alguien ha visto ya por Chiclana, con su inseparable "miniyo".¿Serán los nuevos asesores municipales?
Primera duda resuelta: Cabaña acepta a Román.
En rueda de prensa, González Cabaña aludió a la "ineficacia" y la "pelea permanente" dentro del equipo de gobierno chiclanero, acusando al alcalde, Ernesto Marín (PP), de "incapacidad para gestionar algo en política" y poniendo en duda su "dignidad" por "soportar en el gobierno a alguien que está dispuesto a firmar la moción de censura -en alusión a su socio de gobierno José Pedro Butrón (IU)-, lo que pasa es que no queremos que la firme".
Segunda duda resuelta: Butrón se va a la oposición, que se prepare el PSOE.
Por ello, el PSOE ha "puesto sobre la mesa la posibilidad cierta y segura" de una moción de censura con PSA e IU (en la persona de Nadine Fernández, tránsfuga). En este sentido, Cabaña aclaró que el PSOE está "esperando" por ser "respetuosos" con la asamblea que celebrará mañana el PSA, en la que les "gustaría" que decidiesen "sumarse a la moción de censura".
Tercera duda resuelta: lo de mañana del PSA suena a paripé.
En cuanto a IU, el dirigente socialista afirmó que les trasladaron que "quieren apoyar un cambio de gobierno en Chiclana de la mano del PSOE y del PSA", y esperó poder mantener contactos con el nuevo coordinador provincial de IU, Manuel Cárdenas, "antes del fin de semana" para abordar el asunto. El dirigente socialista aseveró que la intención de esta moción de censura "no es que el PSOE recupere el gobierno", sino "permitir un gobierno de progreso para la ciudad que saque a Chiclana de la parálisis económica, social e institucional en la que ahora la tiene sumido Marín", al que se refirió como el "inepto mayor del reino" y el resto de sus socios de gobierno.
Cuarta duda resuelta: el PSOE cierra los ojos a lo que ha pasado en Chiclana.
De este modo, afirmó que "entramos en 48 horas importantes para el futuro de Chiclana", esperando que al final haya una "postura unánime" entre PSOE, PSA e IU. Asimismo, explicó que aún no han hablado de un posible reparto de poder, aunque tienen "claro" que "el alcalde tiene que ser del PSOE" y su candidato es el anterior alcalde, José María Román, porque "no manejamos otra opción".
Quinta duda resuelta: no hay otra opción porque han fracasado en la operación de recambio.
Finalmente, consideró que el resto sería "cuestión de hablarlo", algo que intuyó "fácil" porque los tres partidos implicados "tienen sintonía" y tienen "claro" que hay que cambiar la situación de Chiclana porque "está fatal" y "los que están, lo están haciendo horroroso".
Sexta duda no resuelta: ¿Es horroroso depurar responsabilidades?
PD: ¿Y si el resultado de la asamblea del PSA no es el esperado?
¿Intervendrá la Justicia ante las denuncias urbanísticas en Chiclana, las de Butrón?

Delphi, activos e inactivos con apoyo de Bruselas

Inmersos como estamos en la crisis se nos olvida lo más importante: vivir. Leo, con interés, la información que Antonio Salvador hace para El Mundo de Andalucía -¿es verdad que le tocan también los 'ajustes de la crisis'- sobre el plan de formación de los ex trabajadores de Delphi. La foto es de Pepe Ferrer. Y me detengo a pensar, no ya en el asunto de la bodega, no, sino en el futuro que les espera, agravado por la crisis que nos va entrando en vena. A estas alturas no sé a quien echarle la culpa, pero creo que en vez de estas historias, Antonio y otros deberíamos centrarnos ahora en qué está pasando con los activos, ahí está la madre del cordero. Me lo acaba de decir, por teléfono, un parado con expectativa, es decir, un inactivo. Dicho queda. Mejor haría Barroso en rebuscar en ese terreno aunque me cuentan que no lo hace porque quiere acumular los años necesarios para una buena jubilación, de categoría. El Parlamento Europeo aprobó hoy la ayuda de 10,5 millones que el Fondo de Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) ha concedido a España para impulsar la recolocación de los 1.589 trabajadores afectados por el cierre de la factoría Delphi en Puerto Real. Los eurodiputados, reunidos en sesión plenaria, aprobaron la subvención por 634 votos a favor, 32 en contra y 19 abstenciones. La Comisión Europea (CE) había dado el pasado mes de julio luz verde a la ayuda de 10,5 millones con cargo al FEAG, un instrumento que entró en funcionamiento el 1 de enero de 2007 para paliar el impacto económico producido en la UE por deslocalizaciones o reestructuraciones. La cantidad fue algo inferior a la solicitada por España, que había pedido una partida de 15 millones de euros del fondo para hacer frente al cierre de la planta de componentes de automoción. El desmantelamiento de la fábrica de la empresa estadounidense en Puerto Real implicó 1.521 despidos en esa factoría y 68 en las plantas de proveedores. La multinacional decidió cerrar su factoría en la provincia de Cádiz el 31 de julio de 2007 y trasladar la producción a la planta que tiene en Tánger (Marruecos), que ofrece mano de obra más barata, ventajas fiscales y mayor proximidad de las materias primas. Bruselas justificó en julio el uso del fondo al ser los despidos "consecuencia de una tendencia presente en los Estados miembros de la Comunidad de transferir una parte de su producción a terceros países". Dotado con 500 millones de euros anuales, el FEAG puede intervenir cuando se producen en un país de la UE despidos de más de mil trabajadores en una sola empresa, incluidas sus subcontratistas, o en varias empresas de un sector de actividad en una o más regiones.